Ante la reina Isabel II la conservadora Liz Truss asumió como primera ministra británica

El Partido Conservador británico eligió a Liz Truss como su nueva líder y sucesora de Boris Johnson, quien renunció a principios de julio, lo que la convierte automáticamente en la primera ministra de Reino Unido.

La hasta ahora ministra de Relaciones Exteriores, con 47 años de edad, fue designada en la víspera vencedora en la elección interna por el liderazgo del Partido Conservador, frente al exministro de Finanzas Rishi Sunak, un multimillonario exbanquero con 42 años de edad, nieto de inmigrantes indios.

Este martes viajó a la residencia escocesa de Isabel II en Balmoral, donde, en un encuentro protocolario de apenas media hora, la reina y jefa de Estado le encargó formar gobierno como nueva líder de la mayoría.

Momentos antes, la monarca había recibido a Boris Johnson, quien le presentó oficialmente su renuncia como primer ministro, «que su majestad tuvo graciosamente el placer de aceptar», según un comunicado del Palacio de Buckingham.

Debido a una inflación en Reino Unido que podría llegar al 18% y a una preocupación general sobre los altos costos de la energía, la nueva primera ministra no contará con el tradicional período de «luna de miel», según anticipa el editor político del diario The Independent, Andrew Woodcock.

Se trata de la tercera mujer a la cabeza del ejecutivo británico, luego de Margaret Thatcher (1979-1990) y Theresa May (2016-2019), Truss representa al ala más derechista del partido y prometió bajar impuestos para impulsar una economía británica al borde de la recesión.

Truss emprendió el regreso a la capital, donde debe dar su primer discurso como primera ministra en el mismo lugar donde se despidió Johnson, antes de formar su nuevo ejecutivo.

Este miércoles presidirá su primer consejo de ministros y deberá enfrentarse en la Cámara de los Comunes al líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, que la acusó de «no estar del lado de la gente trabajadora».