La reina Isabel II está bajo supervisión médica por su frágil estado de salud

Los doctores de la reina Isabel II, de 96 años, están “preocupados” por su salud y recomendaron que sea puesta bajo supervisión médica en su castillo escocés de Balmoral, informó el jueves el Palacio de Buckingham.

El anuncio se produce un día después de que la monarca cancelara una reunión de su Consejo Privado y le dijeran que descansara.

El Palacio dijo que pese a todo, la reina se encuentra “cómoda” y permanece en Balmoral, donde ha pasado el verano.

Su familia fue informada de la situación, precisó la agencia británica PA. El príncipe Carlos, el heredero al trono, ya acompaña a la monarca en Balmoral junto a su esposa Camila y su nieto William viajó de urgencia.

Harry y Meghan Markle, que se encuentran en medio de una visita planificada al Reino Unido, también viajarán a Escocia, dijo un portavoz de la pareja. Otros miembros de la realeza están llegando a Balmoral. Según dijeron fuentes a PA, la hija de la reina, la princesa Ana, ya está allí y que sus otros dos hijos varones, el Duque de York Andrés y el conde de Wessex Eduardo están en camino.

Según la BBC, “el hecho de que la familia se reúna en Balmoral es una indicación de la gravedad de la situación”.

La salud de la Reina ha empeorado desde que el martes recibió a Boris Johnson, quien le presentó su dimisión como primer ministro, y su sucesora, Liz Truss, a quien encomendó la formación de un Gobierno. Mientras recibía a la nueva primera ministra fue fotografiada de pie y sonriente, aunque usó todo el tiempo un bastón.

El presidente de la Cámara de los Comunes, Lindsay Hoyle, interrumpió hoy una alocución parlamentaria para declarar: “Sé que hablo en nombre de toda la Cámara cuando digo que enviamos nuestros mejores deseos a Su Majestad la Reina y que ella y la familia real están en nuestros pensamientos y oraciones en este momento”.

La salud de la Reina ha sido muy analizada durante el último año antes del anuncio de hoy de que había sido puesta bajo supervisión médica.

El gran cambio en su salud se produjo en octubre pasado, cuando Isabel canceló un viaje a Irlanda del Norte y pasó la noche en el hospital. Desde entonces ha habido varias visitas al hospital pero han sido de forma ambulatoria. También estuvo experimentado “problemas de movilidad episódicos” continuos desde el otoño pasado.