La visita del presidente

El presidente Gustavo Petro llega hoy al municipio de Uribia en su primera visita oficial a La Guajira con el propósito de avanzar en la implementación de la Sentencia T-302 de 2017.

La presencia del presidente Petro en el Departamento es un claro respaldo de su gobierno, especialmente a los niños y niñas wayuú, cobijados con la sentencia que busca que se les garanticen el derecho de acceso al agua potable, la salud y seguridad alimentaria.

Este gobierno asume la enorme responsabilidad de trazar la ruta que le permita empezar a dar cumplimiento a la sentencia para que todas las instituciones, los gobiernos locales y el departamental remen para el mismo lado.

En ese espacio se espera que el mandatario logre dialogar con las comunidades para que se pueda hacer su propio juicio sobre las causas que inciden en la muerte de los niños por factores asociados a la desnutrición. Desde la expedición de la sentencia, los gobiernos de turno han intentado implementarla sin mayores resultados porque las decisiones se han tomado desde la fría capital sin tener en cuenta a las propias comunidades generando múltiples dificultades para lograr el objetivo propuesto.

Dar cumplimiento a la sentencia es un reto enorme para el presidente Gustavo Petro, quien junto a sus ministros y la nueva directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar deben generar los primeros resultados para lo que se ha anunciado, la implementación de un plan de choque que muy seguramente socializará en su visita al municipio de Uribia.

Se trata entonces de tomar decisiones sabias, de construir sobre lo que existe, de analizar las experiencias pasadas, de entender el territorio y de generar confianza para proteger a la población infantil.

No será un trabajo fácil, pero si se fundamenta sobre bases sólidas, de la mano de todos los actores, muy seguramente se disminuirá la muerte de niños por desnutrición en los municipios accionados por la Sentencia T-302 de 2017.