“Si presupuesto no existe para Sentencia T-302, vamos para un desacato”: Presidente Petro

El presidente de la República, Gustavo Petro, aseguró que sin recursos será difícil cumplir con la Sentencia T-302, de la Corte Constitucional, que conmina al Estado a tomar medidas urgentes para resolver los problemas de las comunidades wayuú, en La Guajira.

En un diálogo con los voceros de las comunidades y del pueblo ancestral en la comunidad Pesuapa de Uribia, el jefe de Estado coincidió con lo expresado por los voceros comunitarios, en el sentido que para ejecutar las acciones que ordena la Corte se debe contar con recursos. 
“El tema fundamental es de recursos, no se puede elaborar un programa, unos objetivos de Gobierno, unos nortes para la sociedad —la sentencia pone unos— si eso no tiene detrás recursos; porque se vuelve retórica y, como alguien decía aquí, se pierde el tiempo. Si el presupuesto no existe para la sentencia, vamos para un desacato”, afirmó el mandatario. 
Confirmó que el proyecto de presupuesto para 2023 está en las primeras etapas de discusión y se acerca la definición del monto en el Congreso de la República. “De cara a esta sentencia, ¿están los recursos allí? Esa sería una pregunta”, que tiene que resolver el Legislativo, según el presidente. 
Contó que el pueblo wayuú cuenta con una representante a la Cámara y una senadora, quienes podrían hacer esa labor más profundamente que el Congreso, aunque resaltó que es una tarea también de la sociedad y del Estado.
“Los invito a mirar el presupuesto, la primera responsabilidad es de los congresistas, que nos puedan decir qué está pasando con la financiación para esta sentencia”, puntualizó.
Los recursos serán priorizados para los temas centrales que exige la Sentencia y que son necesidades sentidas del pueblo wayuú, como la educación, el agua potable y la salud, en especial, para los niños guajiros.
“Entonces, cuántos recursos hay para mejorar la calidad educativa en toda La Guajira, y lograr ampliar, sea por la vía de la universidad indígena, sea por la vía de la universidad departamental nacional —porque todas reciben plata de la Nación— la cobertura de la educación superior en el departamento, eso es un tema de dinero, en primer lugar”, detalló.
Sobre el agua potable, el presidente Petro manifestó que luego del inventario de las obras construidas en todo el departamento en cuanto a acueducto y alcantarillado, habrá que determinar cuánto de esta infraestructura hoy inutilizada por falta de mantenimiento y cuidado, es necesario reparar. 
“Pues, eso es dinero y, si eso no está en presupuesto hasta el 31 de diciembre del año entrante no habrá nada, y así en salud, y otros temas”, agregó.
Con los recursos, el jefe de Estado agregó que la discusión pasa a otro campo, como determinar cuántos enfermeros, enfermeras, médicos, medicas, personal de salud wayuú tiene el Departamento y que puedan vincularse al modelo preventivo que requiere la región.
Igual en el campo ​educativo, como a cuántos maestros y maestras se van a educar en posgrados para aumentar la calidad educativa; o en dónde vamos a hacer las sedes que requiere el Departamento.
“Son problemas que no dejan de serlo, pero que se resuelven si tenemos el primer dato: el presupuesto. La sentencia no contradice eso”, concluyó. 
Economía regional
El presidente Gustavo Petro planteó la necesidad de construir una economía regional para el departamento de La Guajira, basada en temas como la producción y disponibilidad de alimentos y el impulso a las energías limpias, con miras a garantizar derechos fundamentales y mejorar la calidad de vida de los habitantes, en especial de la comunidad wayuú.
“Cuando uno mira este tema del Estado Social Derecho, lo que se encuentra es la necesidad de garantizar derechos fundamentales, y eso se hace con plata”. Agregó que “el Estado Social de Derecho no mira la otra cara, que es de dónde sale la financiación, de dónde sale la plata, que es la estructura económica”.
En ese contexto, el jefe de Estado consideró que “el Estado Social de Derecho debería tener una economía social de mercado, en un país capitalista. ¿Dónde está esa economía en La Guajira? No está en la sentencia, hasta donde yo sé”.
Con base en este planteamiento, el presidente Petro recalcó que, por esto, “aquí deberíamos discutir cómo construir una economía que sustente el progreso de la sociedad y la garantía de los derechos”.

Soberanía alimentaria


Retomando la intervención de la líder wayuú Matilde López (quien se refirió a la destrucción de la soberanía alimentaria en La Guajira por causa de la crisis climática), el Mandatario dijo: “Puedo entender que las sequías son más prolongadas y hay un empobrecimiento de la capacidad de producción de alimentos propia de la región, que desemboca en el hambre y en la muerte infantil”.
A partir de este problema, el jefe de Estado propuso que el Estado podría entrar a comprar alimentos para fortalecer el componente de las comidas calientes del Programa de Alimentación Escolar (PAE), a la vez que determinar si los alimentos que produce el departamento se están vendiendo a otros lugares del país o el exterior, dejando en déficit la disponibilidad local.
“Pero si se habla de compras para comida caliente, entonces el mercado local se vuelve importante, y aquí me gustaría que ustedes me ayudaran en determinar si realmente se perdió la capacidad para tener soberanía alimentaria o las comidas se van para otra parte”, precisó.
Como ejemplo, el presidente consideró que “un programa de compra de alimentos debería comprarles a los pescadores”, y lo mismo podría ocurrir con otros productos como el arroz y el fríjol.
​“Hay un problema que solo se podría solucionar si el Estado comprara el pescado, pero igual podríamos ir al sur en tierras más fértiles y ver el arroz, cierto; ver si hay frijol —no estoy seguro, pero, si hay—, que son fuente proteína vegetal”, sostuvo.
Y afirmó: “Aquí habría entonces un papel del Estado en la economía regional, ¿cierto? Porque está comprando cosechas, está sosteniendo una actividad productiva, que genera trabajo, etcétera. Esto habría que llenarlo de datos. ¿La Guajira tiene la capacidad de alimentar a su población? Primera pregunta que hay que resolver.  Si la respuesta es sí, las compras estatales impulsan la economía de la región, la aseguran, la ponen en un carril de mayor certeza”. 
Energía​​s limpias
​De otro lado, Petro se refirió al impulso a una estrategia de energías limpias, orientada a que en cada comunidad wayuú se construya una granja solar, de manera que la generación de energías limpias se traduzca en ingresos para los habitantes.
“Si sobre un campo de estos los llenamos de paneles solares, esta comunidad tendría ingresos económicos, que no vienen del gobierno ni vienen del municipio; vienen de una actividad productiva, que es generar energía eléctrica usando la ventaja natural que tenemos, que es el sol”, recalcó.
Al respecto, el mandatario precisó: “En esto a mí me gustaría la sociedad con Ecopetrol, para que no pase lo de los jagüeyes y los pozos de agua (que se han deteriorado), sino que haya una capacidad técnica de mantenimiento y sostenimiento, con una división miti a miti de las ganancias, porque la comunidad pone el suelo, que es su territorio”. 
“Ese dinero bien manejado puede arreglar el colegio, puede arreglar las habitaciones, puede poner cemento en los pisos, puede mejorar vías, a lo mejor. Puede mejorar la calidad de vida de la gente que, al final, es de eso de lo que se trata, sin romper su cultura”, subrayó el mandatario.
El presidente Petro puntualizó que si se desarrolla esta estrategia, la comunidad wayuú “sería la primera comunidad indígena de América dándole a la humanidad una respuesta positiva en términos de la transición energética”.