Agua y saneamiento básico

18.802 millones de pesos se invertirán en el Distrito de Riohacha para optimizar el servicio de acueducto y saneamiento básico por parte de la empresa de servicios públicos de La Guajira.

Los proyectos se encuentran viabilizados y serán financiados con recursos que provienen del Sistema General de Participación departamental.
Las obras priorizadas para ejecutar como la planta de tratamiento de aguas residuales, las pilas públicas del módulo del Río, la estación de bombeo de aguas residuales, la ampliación de las redes de alcantarillado para el barrio Villa Fátima, la optimización hidráulica de los sistemas de acueducto para los corregimientos de Monguí y Villa Martín y las pilas públicas de la comunidad de Romonero, representan un avance para el Distrito pues una vez estén terminadas y entregadas, le abren el camino a la competitividad además del mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos.
Si bien se valora la inversión de cada una de las iniciativas, es necesario que, desde la gerencia de la empresa de Servicios Públicos de La Guajira, se garantice su buen manejo, la calidad de las obras y que se cumpla con el cronograma establecido en los contratos.
Es todo un reto el que asume la gerente de la empresa de Servicios Públicos de La Guajira, Andreina García, quien debe traducir en hechos los anuncios para que el Distrito logre avanzar en la solución a esos problemas de agua potable y saneamiento básico que persisten en el tiempo.
Importante también que se garantice la idoneidad de las empresas responsables de la ejecución de las obras, pues de ellos dependen de que realmente funcionen de manera adecuada y no se conviertan en un elefante blanco.
En toda obra los interventores son claves, pues son los directos responsables de detectar las fallas, requerir a los contratistas y hacer efectiva las pólizas si es necesario ante la eventualidad de algún incumplimiento.
De cumplirse con la entrega de las obras anunciadas por la empresa de servicios públicos de La Guajira, en los tiempos establecidos en los contratos, gana el Distrito de Riohacha porque avanza en su proceso de desarrollo económico y social, pero especialmente para la población porque podrán gozar de servicios eficientes después de una larga espera.