Manaureros, en desacuerdo con liquidación de la empresa Sama

El anuncio del alcalde de Manaure, Elven Meza, sobre la posible liquidación de la empresa Sama, por la difícil situación financiera que atraviesa, ha causado reacciones en el municipio.

Alenis Alvarado, representante legal de la asociación Waya Wayuu, señaló que existen alternativas diferentes a la propuesta del mandatario municipal.

Precisó que el sábado enviaron un documento a presidente Gustavo Petro con la senadora Martha Peralta y éste les pidió una propuesta para salvar a la compañía. 

“Con base a eso, debemos trabajar propuestas y buscar qué hacer porque la empresa ha colapsado en deudas y no podemos continuar así porque cada día corren los intereses”, dijo en los micrófonos de Cardenal Stereo.

En ese sentido, contó que la deuda más grande es de casi 13 mil millones de pesos, correspondientes a un supuesto laudo arbitral. “No sabemos qué servicio prestó esa persona para que Sama le deba tanto, es la deuda más grande que tenemos y Sama en su momento tuvo abogados y no se defendió de ese proceso, de 700 millones de pesos ya tenemos que pagar 13 mil”, sostuvo.

Alvarado agregó que se reunirán el próximo miércoles con la intención de sacar a Sama adelante, “pero necesitamos que todas las personas solucionen, porque el problema de Sama no está en que lo liquiden o que en Bogotá solucionen, está en Manaure porque mientras nosotros no nos pongamos de acuerdo, así vengan 100 presidentes y 1.000 senadores, no va a haber una solución”.

Precisó que la liquidación no depende del alcalde, ni de las asociaciones ni los socios, “depende de una ley y si el Gobierno decide derogarla, así nosotros no queramos, lo hacen”.

Por su parte, Elmer Altamar, conocedor del problema, se mostró en desacuerdo con la liquidación, porque eso “es crear zozobra, nerviosismo y reacciones”.

“Es un tema bastante complejo, hay que irse a las escritoras, hay muchos pasos que hacer, en fin, un tema bastante complejo, pero tenemos un gobierno que está hablando de diálogos regionales”, afirmó.

Entretanto, Luis Arciniega, exgerente de Sama, expresó que es una situación que se ha venido contemplando hace tiempo, debido a la situación financiera de la empresa.

Sin embargo, indicó que toca elaborar una propuesta para definir el futuro del título.

“Para el título hay mucha oportunidad de negocio pero Sama ha tenido unas limitantes durante más de 20 años de administración en manos del gobierno, en manos de un contrato de operación que inicia en un proceso condicionado y después que es una administración, finalizar un acuerdo de reestructuración de pasivos, que le genera al gerente actual una problemática de tipo administrativo e interna, porque si no tenemos un promotor que nos pueda blindar las cuentas bancarias para que no sean objeto de embargos, vamos a tener los problemas de hoy”, reveló.

Explicó que hay mucho por analizar, pero “toca empezar a hacer el adagio para construir realmente lo que puede ser el futuro del título, porque la deuda seguirá subiendo”.