Vientos renovadores y refrescantes

El Jepirachi se siente contundentemente desde el Congreso de la República y lo cual está en total sintonía con el pensamiento y la filosofía del Gobierno nacional en cabeza de Gustavo Petro.

La senadora Martha Peralta se había anticipado a las sugerencias del presidente en la exhortación que hizo en su visita a Uribía, Petro sugirió a los congresistas solicitar la inclusión en el Presupuesto General de la Nación de los recursos para acatar la Sentencia T-302 de 2017.
A mediados de agosto y durante el trámite de la presentación de los presupuestos de cada institución adscrita a la Comisión Séptima, la senadora propuso incrementar los recursos necesarios para cumplir con el mandato constitucional. En los anteproyectos de presupuesto solicitó la inclusión global de las partidas.
En la actualidad la congresista se encuentra gestionado ante las dependencias correspondientes las partidas específicas a ejecutar durante el cuatrienio del gobierno Petro. Estas partidas serán incorporadas en el presupuesto regionalizado y de manera desagregada en los rubros de agua y saneamiento básico, salud y seguridad alimentaria, los cuales como dijimos arriba, fueron incluidos globalmente en la etapa correspondiente en la Comisión Séptima. Tales aumentos se solicitaron en los presupuestos a aprobar a los Ministerios de Vivienda y Ciudad y Territorio, de Salud y Protección Social y el Instituto de Bienestar Familiar, sin desmedro de recursos gestionados en otras instituciones relacionadas con la Comisión Séptima a la que pertenece Peralta Epieyú.
Reciente y simultáneamente en perfecta sincronía y dentro de un trabajo legislativo articulado y coherente presentó el “proyecto de ley por medio del cual se declara al río Ranchería, su cuenca y sus afluentes como sujeto de derechos”, probablemente, una de las iniciativas legislativas más importantes en la historia del Departamento.
Estamos hablando de la principal arteria fluvial de una jurisdicción que alberga la mayor área desértica del país. Relativo al recurso hídrico, por cuya posesión algunos expertos pronostican la causa de las futuras guerras. El agua será el motivo de mayor discordia de la especie humana. Al principio fue la posesión por el fuego, luego las guerras por el petróleo.
La propuesta refleja la coherencia y entrelazamiento de la agenda legislativa de la senadora, ya que tendrá repercusiones positivas en el cumplimiento de la aludida sentencia, motivada por el otorgamiento de medidas cautelares al Gobierno colombiano por parte de la Comisión Interamericana de Derechos (CIDH) a raíz de la tragedia humanitaria que se ensañó contra los infantes wayuú, traducida en más de 5,000 niños fallecidos por sed, desnutrición y problemas sanitarios.
Al respecto, la senadora se encuentra preparando una sesión de control político sobre el cumplimiento de la Sentencia en torno al manejo de recursos invertidos en el Plan Departamental de Agua y en el Programa Guajira Azul. Simultáneamente propuso la realización de una Audiencia Pública en Uribía.
Aún más, la liberación y el salvamento del Ranchería allanará el camino para el adecuado desarrollo y culminación de la represa, con lo que significa en términos de idoneidad de condiciones productivas para el agro departamental, mejoramiento y optimización de acueductos regionales y construcción de una microcentral eléctrica en el área de influencia de la presa.