Recicladores de oficio se declaran en huelga de hambre por cierre del botadero

Un grupo de cinco recicladores de oficio se encuentra en huelga de hambre en las instalaciones de la Dirección Territorial del Ministerio de Trabajo, solicitando medidas que garanticen sus derechos fundamentales.

La protesta se debe al cerramiento del botadero a cielo abierto de Riohacha, desde hace más de dos meses, como una medida preventiva que impuso Corpoguajira sobre la empresa Interaseo, por irregularidades en el manejo de la disposición final de los residuos sólidos.

“Fue cerrada la celda transitoria del botadero, vulnerando sus derechos al trabajo y al mínimo vital y afectando a más de 200 familias que hoy padecen una privación sistemática de sus derechos fundamentales”, señalan.

Los recicladores exigen la intervención del Gobierno nacional por medio de los ministerios del Trabajo, Vivienda y Territorio y Ambiente y Desarrollo Sostenible, para establecer en conjunto con la empresa Interaseo y la administración distrital, las acciones afirmativas que permitan la garantía de los derechos fundamentales violentados.

Precisan que durante décadas, los recicladores de oficio han ejercido la labor del reciclaje en la ciudad de Riohacha recolectando hasta 3.000 toneladas anuales de residuos sólidos aprovechables.

Su función social es tan importante que han sido reconocidos por la Corte Constitucional elevándolos al rango de sujetos de especial protección, debido a que su actividad protege la ciudad de la proliferación de vectores que propagan enfermedades, evitan el colapso del botadero a cielo abierto y son el soporte del equilibrio ecológico y medioambiental de la ciudad.