Estudiantes en Maicao completan dos días durmiendo afuera de la I.E. Madre Laura para exigir el servicio de energía

La avería que sufrió un transformador desde hace un mes, tiene sin el servicio de energía eléctrica a la Institución Educativa No.7, sede Madre Laura de Maicao.

Desde ese mismo tiempo, estudiantes y docentes comenzaron a padecer por la falta del flúido. Aun así, las actividades académicas continuaban de forma ‘normal’, aunque soportando las altas temperaturas.

La incomodidad obligó a que profesores y alumnos salieran de las aulas a seguir con sus clases a la intemperie; situación que con el pasar de los días se volvió intolerable por el calor y la presencia de zancudos, otros insectos y serpientes que rodean la zona enmontada donde se ubica el colegio.

Aseguraron que las autoridades educativas del municipio conocen la problemática, pero hasta el momento se han mostrado indiferentes sin dar solución eficaz e inmediata a la alarmante crisis.

Ante la falta de solución a la vista, un grupo de estudiantes decidieron comenzar este martes una protesta, durmiendo en las afueras del plantel, a la espera de una pronta respuesta.

Edwin Goyeneche, vicepresidente de la Asociación de Educadores de La Guajira, dijo que esta situación sobrepasa todo el límite de la lógica, y que es la segunda noche que los niños y jóvenes amanecieron en la escuela en señal de protesta.

Enfatizó en que los profesores no han cerrado el plantel educativo, siendo la toma pacífica iniciativa de los estudiantes, mas no del cuerpo docente.

“Es preocupante porque estos niños llevan dos semanas recibiendo clases fuera de las aulas, pero los mosquitos y las serpientes –porque están cerca de un monte– tampoco les permite seguir con las actividades, entonces en vista de que la Secretaría de Educación ha hecho caso omiso tomaron la decisión de la protesta”, relató el profesor Goyeneche.

Indicó que estuvieron hablando con el secretario de Educación, Elion Medina, quien le comentó que el trámite administrativo para la reparación del transformador, ha sido demorado.

“Consideramos que no es una justificación que aceptamos porque debe haber diligencia en las situaciones de calamidades en las escuelas. Nuestros maestros también se vieron afectados con las altas temperaturas porque no pudieron ingresar al colegio,  tenemos preocupación por la salud y la situación de los niños”, insistió el docente.

Dijo que en estos momentos son 10 los estudiantes que protestan y aunque cuentan con el respaldo de sus padres, se encuentran sin agua, sin comida, ni colchonetas.

“Es delicada la situación, es riesgosa, la forma de reclamar tiene una justificación válida pero también tiene una connotación delicada y es el riesgo de la seguridad de ellos, que es lo que nosotros como maestros vemos con suma preocupación”, puntualizó.

Escuche aquí la entrevista al profesor Edwin Goyeneche.