Reapertura de la frontera

Mucha expectativa existe este lunes 26 de septiembre de 2022 entre los habitantes de la frontera de nuestro país y de la República Bolivariana de Venezuela, y en especial en La Guajira, que limita con el estado Zulia, por la reapertura de dos cierres que por razones políticas y decisiones que se tomaron en las oficinas de Bogotá y Caracas, nos cercenaron el fluido del intercambio cultural y comercial existente por muchos años.

El cierre de la frontera, de lógico que nos abrió las brechas del dolor en el incalculable intercambio existente entre dos regiones que tienen una misma hermandad.
Haber cerrado la frontera entre Colombia y Venezuela es haber cerrado un sentimiento histórico familiar y cultural que por cientos de años hemos mantenido los guajiros con los zulianos, pero al mismo tiempo, fue haberle abierto las brechas a la indiferencia que arruinó con el capital social que tenemos los guajiros y los habitantes del estado Zulia, especialmente con Maracaibo y la Serranía del Perijá.
Todos estos perjuicios estuvieron por debajo de las ideologías basadas en unos intereses más politiqueros que políticos, en donde predominaron las soberbias de cada gobierno.
Con Venezuela no solamente compartimos frontera, sino una relación comercial informal que corresponde a la misma cultura demarcada con lazos familiares que ancestralmente hemos tenido los guajiros y especialmente los wayuú con la tierra del “Gloria al bravo Pueblo que el yugo lanzó…”.
Gracias a Dios, hoy existe un entendimiento paralelo a las ideologías de cada gobierno y en nuestro entendimiento son similares, pero que también busca la reactivación de la economía de los dos países, momento al que muchos empresarios colombianos le vienen apostando para que el gobierno de los Estados Unidos haga también su aporte a esta reapertura y le alivie las sanciones económicas al régimen de Nicolás Maduro.
Venezuela comienza a ponerse interesante para inversión extranjera de toda América, en donde los empresarios de Colombia ya emprendieron las inversiones. Las aerolíneas colombianas han demostrado su disposición en volver a tener conexión aérea con el vecino país, mientras que la dolarización en Venezuela es un factor importante en este momento de reapertura y paralelamente comienza para ellos la inmigración, en donde la reapertura de la frontera entre los dos países dinamizará la economía y con ella los retornados.
Seguimos a la expectativa de cómo avanza el proceso de reapertura entre los dos países hermanos.