Aprobada adjudicación para la construcción de la plaza de mercado del Distrito de Riohacha

Con una inversión de $6.208.350.953, la administración que lidera el alcalde el alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes, anunció la construcción de la infraestructura social productiva, de la plaza de mercado turística y cultural ‘Mënkat Laülakat’ para el mejoramiento del habitad comercial y la reactivación económica del Distrito.

El plazo de ejecución será de 12 meses y estará a cargo del Consorcio Construcción Social C&P y el contrato de interventoría lo hará el Departamento de Prosperidad Social (DPS). La primera fase quedaría operativa y funcionalmente para el servicio de todos los ciudadanos de Riohacha.

El secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, Keider Freyle Sarmiento, explicó que para el fortalecimiento y la formalización de la economía este proyecto será de gran favorabilidad.
También enfatizó en que “esta obra beneficiará a todo el sector productivo y va a recuperar la economía en el Distrito, su implantación va a mejorar las condiciones de higiene y formalidad en el comercio de alimentos, así como las condiciones urbanísticas y potencialización del turismo”.
De acuerdo con la caracterización para la intervención de este proyecto, se dispone de 125 cupos para la reubicación de vendedores ambulantes en la nueva plaza de mercado y galería cultural, en los que se tendrá en cuenta a los beneficiarios, especialmente a la población vulnerable, indígena, víctima del conflicto armado y afrodescendientes.
Con esta proyección, el mandatario distrital busca generar el crecimiento económico, innovación, renovación urbana, desde la inversión privada y pública para la protección y fomento del patrimonio cultural material e inmaterial, así como también seguir impulsando el emprendimiento y el turismo para el desarrollo de la ciudad. Además de activar oportunidades de empleos directos e indirectos para el personal de servicios varios, celadores, técnicos electricistas, entre otros.
Se estima que esta obra beneficie a 475 vendedores estacionarios que se encuentran repartidos en todo el sector.
Cabe resaltar que actualmente los vendedores informales están haciendo uso del espacio público para realizar sus ventas ocupando un área promedio de 13,2501 metros cuadrados por cada vendedor informal censado que en este caso son 475.
El diseño de la plaza incluye el funcionamiento de las siguientes dependencias: 38 locales de carnes, mariscos y queso, 20 locales de verduras, 14 locales de jugos, 7 locales de comidas, zona administrativa, baterías sanitarias, cuarto eléctrico, cuarto de máquinas,
tanques subterráneos, zonas verdes, jardineras, andenes y zonas de acceso, iluminación perimetral.
Con la implementación de este proyecto se espera mejorar las condiciones de higiene y formalidad en el comercio de alimentos de la ciudad, así como las condiciones urbanísticas de este equipamiento. Además, de potenciar el turismo y generar empleos a través de la comercialización de productos locales, teniendo en cuenta los lineamientos del programa de Ciudades sostenibles 2035 de Findeter