No hay páginas en blanco, cuando el protagonista de la historia es Rosendo Romero

Allá en el pie de monte del perijá nace otro de los pueblos históricos del sur de La Guajira, Santo Tomás de Villanueva,  el cual fue fundado en 1662 por Don Roque de Alba, quien notó en ella un lenguaje natural y cultural en cada uno de sus puntos cardinales.

Es precisamente ahí donde nace uno de los grandes exponentes de la música vallenata, y de la poesía, el maestro Rosendo Romero, autor, compositor, cantante, acordeonero y productor de música vallenata, oriundo de estas tierras, quien tiene más de 220 obras registradas,  obras propias y  a su estilo, que  compuso para darle mérito a su pueblo,  a esa cuna de acordeoneros  y de  artistas de gran renombre,  entre los que  podríamos  destacar Jorge Celedón, Jean Carlos Centeno aunque su origen es  Venezuela, pero fue criado desde niño en Villanueva, Israel Romero, Junior Santiago, Heberth (Q.E.P.D) Egidio Cuadrado acordeonero de Carlos vives,  Orangel,   Gabriel «El Chiche» Maestre,  Los Hermanos Zuleta (Poncho y Emiliano), entre otros.

Es decir, que Villanueva es otro municipio que engalana a La Guajira,  que permite leer y disfrutar de sus grandes exponentes como el maestro Rosendo Romero,  quien es un ser humano excepcional,  con un sentimiento que lo trasmite en cada una de sus poesías cantadas, ese que escribe versos a las noches sin lucero y a las villanueveras mensajes de navidad, con frases de amor.

No cabe duda que este hijo de Villanueva inyecta lo mágico de la poesía a sus composiciones,  afinando la pluma que plasma sus páginas en blanco, donde sobran  las palabras que cuentan la fantasía que le causa la belleza de las villanueveras.

Podemos notar,  en sus versos  la emoción que le genera sus dones artísticos, en cada melodía deja oír  los acordes de la guitarra, cuando canta a la estrella que divisa en el cielo,  aquella, con la que personifica  a su madre.

Rosendo Romero sigue escribiendo inspirado en el bello Villanueva,  en el campesino que de sol a sol se levanta como el león de juda a trabajar y enseñando a sus hijos que el amor es mejor que la vida.

No habría páginas en blanco para dejar de describir a este gran exponente de la música de esta hermosa población de Villanueva La Guajira,  si al nacer ya su nombre estaba enmarcado en la historia del folclor de su tierra.