Dos incendios en Barrancabermeja y Guapi dejan dos muertos, más de 20 heridos y cerca de 170 casas destruidas

Dos graves incendios de grandes proporciones se registraron el pasado fin de semana en Colombia. En ambas emergencias, ocurridas en los departamentos de Santander y de Cauca, el fuego redujo a cenizas a por lo menos 170 casas.

La primera conflagración se registró la noche del sábado en el municipio de Guapi, Cauca. Las llamas iniciaron en una vivienda del barrio Puerto Cali, extendiéndose rápidamente por todo el sector.

Por lo menos 300 familias quedaron a la intemperie debido a que la acción del fuego consumió 85 casas. Una joven madre y su bebé fueron las víctimas fatales de la emergencia y dos personas más sufrieron graves quemaduras.

El alcalde de Guapi, Plutarco Marino, dijo que se desconocen qué produjo la emergencia, pero se están adelantando investigaciones para esclarecer el inicio de la conflagración, que se extendió rápidamente por los materiales con los que son construidos en su mayoría los inmuebles en los municipios del Pacífico.

Por su parte Teodoro Lerma, secretario de Gobierno de Guapi, precisó que la tragedia puedo haber sido menor, si el municipio contara con un Cuerpo de Bomberos bien dotado y equipado con capacidad para atender emergencias de esta magnitud.

Explosión en Barrancas

La explosión en una bodega donde se almacenaban cilindros de gas, generó un incendio de grandes proporciones en el sector de Pozo Siete, municipio de Barrancabermeja, Santander.

Las autoridades reportaron que una persona falleció, 22 resultaron heridas, entre ellas varios menores de edad, y tres más están desaparecidas.

Un total de 83 viviendas resultaron afectadas, por lo que tuvieron que ser evacuadas.

El alcalde de Barrancabermeja, Alfonso Eljach, declaró la alerta amarilla hospitalaria para activar todas las unidades de urgencia de los centros asistenciales de la ciudad.

La Secretaría de Salud de Barrancabermeja confirmó que todos los pacientes lesionados que se encontraban en observación médica en el municipio fueron dados de alta, mientras continúa la atención en Bucaramanga de los tres menores de edad remitidos.