Nada que avanza la construcción de la nueva cárcel de Riohacha, comunidades protestan

La comunidad La Ceibita Macedonia, en zona rural de Riohacha, informó que realiza una manifestación pacífica al frente de las instalaciones de la construcción de la mega cárcel del Distrito de Riohacha, esta situación se dio a conocer a través de un comunicado de prensa.

 “La comunidad La Ceibita Macedonia ubicada en jurisdicción del Distrito Riohacha, se permite informar a la opinión pública nacional e internacional que debido a las graves violaciones a sus derechos humanos y/o fundamentales, por lo cual el día 21/02/2022, habrían radicado denuncia penal en la Fiscalía General de la Nación, Seccional Riohacha y ante la Procuraduría General de la Nación, en contra del Ministerio del Interior y su Dirección de la Autoridad Nacional de Consulta Previa, Alcaldía distrital de Riohacha y Personería distrital de Riohacha por los delitos de invasión a territorios indígenas, profanación a sitios sagrados, violación al convenio 169 de la OIT, violación auto 004/09, omisión de socorro y amenaza contra defensores de derechos humanos y servidores públicos (Articulo 188 E Código Penal Colombiano), en atención al artículo 37 de la Constitución Política de Colombia, deciden protestar pacíficamente frente a las instalaciones de la construcción de la cárcel de mediana seguridad del Distrito Riohacha”, informó la comunidad La Ceibita Macedonia.

La comunidad wayuu explica en 21 items que estas entidades han incumplido con lo pactado desde que se inició el proceso para que dicha colectividad indígena sea tenida en cuenta por medio de la consulta previa por lo que se viene construyendo en este territorio ancestral.

“Frente a la Mirada indiferente del estado colombiano y sus instituciones garantes de los derechos humanos, la construcción de la cárcel de mediana seguridad del Distrito Riohacha, siguió avanzando por encima de la vida e integridad de los habitantes de la comunidad La Ceibita Macedonia, quienes se encuentran confinados y postrados toda vez que las vías de acceso todas fueron cerradas y la salud de los habitantes cada día es más precaria debido a la contaminación ambiental emitida por esta construcción”, revela la comunidad La Ceibita Macedonia.

Finalmente indica la comunidad La Ceibita Macedonia que “sin más herramientas que utilizar, como comunidad indígena, sujeta de especial protección constitucional, se han visto en la obligación de salir de sus viviendas y ubicase en la entrada principal de la construcción a manera de protesta pacífica, para que el estado colombiano  garantice el derecho a la vida, al territorio, medio ambiente, autonomía, libre determinación y por supuesto al consentimiento previo libre e informado y se proceda a la reubicación de la comunidad, en un espacio digno y libre de afectaciones e impactos ambientales, culturales, sociales y espirituales que estaría acelerando el exterminio”.