Rishi Sunak será el nuevo primer ministro del Reino Unido

El joven y millonario Rishi Sunak será el nuevo primer ministro del Reino Unido tras la retirada de su rival, Penny Mordaunt,  luego de que cien diputados del Partido Conservador le dieran su apoyo como candidato.

El rey Carlos III le pidió  este martes por primera vez a un líder político de origen indio, que intente la formación del Gobierno. La elección sugiere un horizonte de mayor estabilidad.

La victoria de Sunak refleja la urgencia sentida por el grupo parlamentario para cerrar rápidamente un periodo de relativo caos gubernamental, desde el derrocamiento de Boris Johnson al colapso instantáneo del Gobierno de su sucesora, Liz Truss. La crisis financiera agravada por el fallido mini presupuesto de esta última ha fomentado la sobriedad en el ambiente político.

Sunak es, con 42 años, el jefe del Gobierno británico más joven de la era moderna, el primero que no es blanco y que sigue las enseñanzas del hinduismo. Quizá también el primer abstemio. Es uno de los más ricos miembros del Parlamento y su esposa, Akshata Murthy, es empresaria e inversora, hija de un multimillonario indio.

Este viernes se cumple el plazo para que el Gobierno de Londres tenga que convocar elecciones autonómicas. Sunak probablemente mantendrá viva la tramitación del proyecto de ley, que permite la derogación unilateral de partes del pacto del ‘Brexit’ negociado por Johnson.

El nuevo primer ministro tendrá que tomar decisiones que justificarán protestas en los escaños de un grupo parlamentario, que se califica a menudo como ingobernable. Pero la prioridad es económica. Tendrá que decidir si mantiene la presentación de un presupuesto al final de este mes, acordada por Truss y el actual ministro de Economía, Jeremy Hunt, o se da más tiempo.

Rishi Sunak se ha comprometido con mantener el firme apoyo del Gobierno a Ucrania, pero no a aumentar el gasto en Defensa al 3% del PIB, como prometía Truss y demanda el ministro Ben Wallace.

Tiene dos años para mostrar que el Reino Unido ha enderezado el rumbo navegando una “profunda crisis económica”, según sus palabras en una breve declaración pública. Subrayó que su principal objetivo es unir al país. La garantía que ofrece es la de un político a quien sus colaboradores en el Ministerio de Economía describen como extremadamente laborioso.

Con información de elcomercio.es