Nueva creciente súbita de los ríos Villanueva y Los Quemaos deja graves afectaciones en el municipio

Nuevas afectaciones dejan a su paso las constantes lluvias en Villanueva, donde se registran inundaciones, erosión del margen derecho de los ríos Villanueva y Los Quemaos, árbol de ceiba arrastrados por las fuertes crecientes y 10 casa inundadas.

Se pudo conocer que una nueva creciente se registró a eso de las 8:40 de la noche de ayer; el río Los Quemaos, conocido también como El Novalito, ingresó por la parte de abajo del puente dejando varias viviendas bajo el agua.

Algunas fincas también resultaron afectadas en la vereda La Novedad, donde se construye el puente que ha sido tema de discusión ya que es el único acceso a varias localidades en la parte baja de Villanueva.

Otras afectaciones se registraron nuevamente en el barrio Villa del Río, donde otro árbol de Ceiba fue arrasado por las corrientes. Las ramas estuvieron a punto de caer sobre una vivienda de construcción artesanal, por fortuna una persona que había salido de la casa, se salvó.

Asimismo, lo que faltaba del paso hacia el otro costado de Villa del Río fue consumido por las aguas turbias del afluente, dejando incomunicado este paso y las 7 casas ubicadas en el sector.

Hablan los habitantes

“Momentos fuertes, el caudal del río volvió hacer estragos y se tragó gran parte del único paso para salir y entrar en la parte de abajo, y otra Ceiba cayó y quedó a poco de caer sobre una vivienda, y eso para todos fue un susto impresionante”, reveló Deyanira Beltrán, quien reside en una de las 7 viviendas que están incomunicadas.

Deyanira Beltrán.

Agregó que a eso de las 10 de la noche el río volvió a tomar fuerza, “tuvimos que salir corriendo hacia otro punto y en el momento del desplome de la Ceiba fue horrible, por fortuna la persona que estaba dentro había salido 5 minutos antes de caer”.

“Tres familias ya salieron y buscaron otro lugar para vivir pero yo sigo acá junto con una familia indígena en espera de donde poderme reubicar, estoy esperando que baje de la Sierra mi esposo para decidir a dónde nos vamos a meter”, sostuvo Beltrán.

Por su parte, los habitantes del barrio Pompilio, ubicados al otro lado de la vía nacional, sufrieron las consecuencias del desbordamiento del río Los Quemaos.

“Alrededor de 10 viviendas inundadas, cercas en el suelo y varios animales ahogados fue el saldo que dejó el desbordamiento del afluente”, sostuvo Robinson Leal.

Robinson Leal.

El afectado mencionó que fue el primer afectado porque su casa está a diez metros de distancia del afluente.

“A mi edad el agua me sorprendió, prácticamente perdí todo, no tuve fuerzas para salir, sentí escalofrió al ver que estaba sobre el agua, solo un joven habitante del sector me sacó cargado hasta un lugar seco”, sostuvo.

Relató que dos menores intentaban salir hacia la parte alta se salvaron de milagro, “cayeron al agua y se estaban ahogando pero llegaron varias personas y lograron sacarlos del agua”, apuntó Robinson Leal, quien lleva alrededor de 18 años habitando el municipio.