En extrañas circunstancias murió en la URI el presunto violador de una joven en Transmilenio

En circunstancias que son materia de investigación, murió el hombre capturado en Bogotá este domingo 6 de noviembre por el delito de acceso carnal violento, donde la víctima fue una menor de edad.

Juan Pablo González estaba siendo buscado desde el pasado 31 de octubre, luego de que una joven identificada como Hilary Castro, denunciara que un hombre la amenazó con un cuchillo en Transmilenio, la sacó de la estación del sistema masivo, la llevó a un paraje solitario cercano, y tras abusar sexualmente de ella le robó sus pertenencias.

A través de los retratos hablados y las cámaras de seguridad, las autoridades pudieron individualizar a González como el victimario, quien además tenía antecedentes por hechos similares.

El mismo día de la aprehensión el sujeto fue llevado ante un juez que le dictó medida de aseguramiento carcelario, por lo que fue remitido a los calabozos de la URI en Paloquemao.

Según el informe policial, el deceso del señalado delincuente se produjo sobre las 4:40 p. m. en una celda, donde inicialmente se manejó la muerte como un posible suicidio.

El secretario de Seguridad de Bogotá, Aníbal Fernández de Soto, precisó que la información preliminar es que tuvo algún tipo de convulsión o paro. “No se sabe todavía muy bien el motivo por el cual esto se genera y pierde la vida”.

González al parecer presentaba politraumatismos, por lo que el cuerpo fue trasladado a  Medicina Legal que se encargará de determinar con exactitud la causa, mecanismo y manera de muerte para establecer si se trató de suicidio u homicidio.