ELN admite el secuestro de dos soldados en Arauca

El ELN confirmó que secuestró a los soldados del Ejército Nacional, Fernando Urrego y Luifer Mejía, reportados como desaparecidos el pasado fin de semana.

El hecho, según el ELN, ocurrió en el caserío de Flor Amarillo, municipio de Tame, ejecutado por integrantes del Frente de Guerra Oriental de esa guerrilla.

“Los prisioneros se les está dando el trato de acuerdo a las condiciones de guerra que vivimos y en los próximos días serán dejados en libertad ante organismos de derechos humanos”, informa el ELN en un comunicado. Sin embargo,   advirtió que toda acción ofensiva de rescate pondría en riesgo la vida de los uniformados.

El comando del Ejército reportó que el soldado Mejía salió de la unidad militar ubicada en Puerto Jordán, Arauca, el primero de noviembre a disfrutar su descanso, pero sus familiares reportaron que no tuvieron comunicación con él vía telefónica, ni tampoco ha llegado a su lugar de destino en Granada, Meta.

Lo mismo ocurrió con el soldado Urrego, cuando salió de la misma unidad el 2 de noviembre, pero su hermano habría tratado de comunicarse en repetidas ocasiones  con él desde su salida, pero no ha recibido respuesta, ni ha llegado a la casa de sus familiares en Chaparral, Tolima.

La Octava División del Ejército Nacional anunció que «ante organismos nacionales e internacionales se instaurarán las denuncias en contra del ELN por el secuestro de nuestros soldados profesionales quienes se desplazaban de civil y en estado de indefensión».