Las inundaciones

Las inundaciones producto del intenso invierno vuelven a dejar al descubierto en La Guajira la fragilidad de los sistemas de alcantarillado pluvial y sanitario, además de la falta de planeación frente al crecimiento de las localidades y de autoridad para evitar el uso de las zonas de alto riesgo.

La situación es bastante compleja y delicada, toda vez que de acuerdo con los pronósticos del Ideam seguirá lloviendo en lo que resta del año, lo que muy seguramente traerá más familias afectadas y damnificadas por la ola invernal. Además de lamentables consecuencias para las familias wayuú, que quedan aisladas porque las vías se vuelven totalmente intransitables.
El tema no puede mirarse solo desde las soluciones temporales como el uso del albergues y la entrega de ayudas humanitarias, pues lo que se requiere son soluciones de fondo para evitar que las inundaciones sigan a la orden del día.
Es hora de que las autoridades asuman con mayor responsabilidad los estragos que dejan la ocurrencia de fenómenos naturales, en la búsqueda de soluciones de fondo que deben estar en manos de expertos.
Las familias no pueden quedar tan expuestas a las inclemencias del invierno, de allí el llamado para que desde el ente departamental se mire el tema desde la perspectiva de la inversión necesaria y fundamental para generar las soluciones a mediano y largo plazo.
También es necesario llamar la atención de la comunidad para que actúe de manera responsable frente al cuidado del medio ambiente para evitar lo que ya se está viviendo con la ola invernal.
Cabe recordar que son varias las causas humanas que provocan las inundaciones como la deforestación, una infiltración pobre del terreno, la situación meteorológica adversa, un mal funcionamiento de las infraestructuras hidráulicas como los embalses o redes de drenaje, edificaciones o actuaciones urbanísticas cerca de ríos o lugares donde en alguna ocasión pueda circular agua.
Las fuertes lluvias generan tres peligros: las inundaciones, los torrentes y los deslaves. Si se vive en un área baja y plana cercana a un río, al mar o aguas abajo de una presa, es necesario estar preparados para enfrentar las posibles inundaciones y responder adecuadamente.