Varios sectores de Riohacha completan una semana inundados: temen proliferación de dengue

Uno de los sectores más afectados en Riohacha por la ola invernal es la calle 27 entre carreras 12 y 15, donde tras los intensos aguaceros de los últimos días, completa una semana de inundaciones.

Los moradores de esta zona en la capital de La Guajira denuncian que a pesar de que ya ha pasado un tiempo considerable desde que se anegaron, las aguas continúan estancadas, provocando la proliferación de mosquitos, moscas, entre otras situaciones por la humedad.

Por ello, Sandy Toro Rodríguez, concejal de Riohacha y residente de este sector de la ciudad, pidió a las autoridades del Distrito  y a la Gobernación de La Guajira, realizar una intervención urgente.

“Los habitantes de la calle 27 entre carreras 12 y 13 cada día estamos más agobiados con el problema del agua. Hacemos un llamado a la Unidad de Gestión del Riesgo del Distrito, y a la Secretaría de Obras, que el día del debate les planteé la instalación de una motobomba para sacar el agua más rápido. Ya se están viendo en el sector varias personas enfermas con fiebre y esperamos que no sea un dengue”, afirmó el concejal Toro Rodríguez.

Ante la crítica situación, también requiere intervención de las autoridades de salud para implementar acciones a fin de contrarrestar o prevenir posibles afectaciones sanitarias.

“Hacemos un llamado a la Secretaría de Salud Departamental para que apliquen las fumigaciones en la calle 27, esto ya pasó del Distrito a la Secretaría de Salud de la Gobernación. Tocará acudir a otras instancias, tutelas, lo que nos toque a los moradores del barrio, entonces lo vamos a hacer.  El alcalde declaró la calamidad pública y ya puede disponer, esto no es inundación sino un problema de salud”, aseveró Sandy Toro.

También se refirió al hueco que hay en la carrera 15 entre calles 27 y 28, vía que comunica hacia el aeropuerto de Riohacha, el cual completa más de dos meses y aún el contratista no ha reparado.

El aguacero del pasado lunes festivo también afectó el sector de la calle 40 entre carreras 8 y 9.

“Se nos metió el agua a las casas y la alcantarilla está tapada y los baños rebosados. A parte de eso, en toda la calle 40 entre carreras 8 y 9 hay zona enmontada,  donde se han visto culebras, los mosquitos, los sapos. Esperamos que el alcalde o alguno de la administración lleguen”, refirió un morador del sector mencionado.