Presidente de Fedegán considera viable reabrir los mataderos municipales como lo plantea el presidente Gustavo Petro

Tras cuestionar el elevado precio de la carne de res en Colombia, el presidente Gustavo Petro propuso esta semana reabrir los mataderos municipales y así evitar el hambre en el país.

“Colombia no puede quedar en manos de un monopolio de frigoríficos de carne de res, se ha llegado a ese punto porque el Invima acabó con la figura del matadero municipal, hay que dar vuelta atrás», refirió el mandatario.

Para Petro, el alto valor comercial de este alimento de la canasta familias se da, no porque cueste más, «sino porque la han equiparado al precio internacional que le pagan al exportador de ganado en pie, y el producto de eso es hambre en Colombia”.

A la propuesta de reabrir los mataderos municipales, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, afirmó que es viable porque “todo matadero municipal que cumpla con unas condiciones mínimas tiene que atender el mercado local”. Además, señaló que la propuesta está, dentro de otras cosas, consagrada en las normas.

«Hoy en día las plantas de sacrificio municipales perfectamente pueden atender el mercado local, lo que se llama autoconsumo. Lo que no puede hacer una planta pequeña, un matadero municipal es vender carne en Barranquilla, salvo que cumpla una serie de exigencias para que la carne que llegue a Barranquilla llegue en condiciones de inocuidad propia para que no haya un problema de salud pública”, destacó.

Álvaro Urrea Ruiz, presidente de la Asociación de Frigoríficos de Colombia, refutó que la reactivación de los mataderos públicos tenga que ver con los precios de la carne y tampoco es una medida funcional o eficiente.

Por el contrario, sostuvo que la propuesta llegaría a generar un detrimento patrimonial multimillonario debido a que reabrir cada matadero le costaría al Estado entre 4.000 y 5.000 millones de pesos.

“Un matadero que abran y que sacrifique 5 o 10 reses a la semana, con todo respeto, no le va a quitar trabajo a nuestras plantas. Por el contrario, van a hacer una inversión grande y se van a dar cuenta que no es funcional y eficiente, les va a tocar cerrarlo y tendríamos un detrimento patrimonial multimillonario», recalcó en entrevista al diario El Colombiano.