Niños de la etnia wayuú, recibieron por primera vez a Jesucristo a través de la Comunión 

El obispo de la Diócesis de Riohacha, monseñor Francisco Antonio Ceballos Escobar presidió una solemne eucaristía donde niños de la etnia wayuu de la comunidad Pesuapa e hijos de uniformados adscritos a ese cantón militar, recibieron por primera vez a Jesucristo a través de la Comunión. 

El prelado aprovecho la oportunidad para enviarles un saludo especial, a todos los hombres y mujeres que integran esta unidad militar, más en esta época en que se aproxima la llegada del Señor y su nacimiento en los corazones, y en el pesebre de Belén.

“Que el señor los proteja y esté con cada uno de ustedes, que el señor esté con cada uno de sus familias y sea él, que los guie en el buen camino y de manera especial a aquellos hombres que se encuentran a lo largo y ancho del territorio nacional salvaguardando la soberanía colombiana; prestando un servicio importante a la sociedad en su defensa y en su protección. El señor está con ustedes y el los proteja a cada uno de ustedes. Yo los bendigo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo amén”,  dijo monseñor durante la eucaristía.

Oficiada la misa, las familias de los niños que recibieron la sagrada eucaristía, compartieron un almuerzo  y disfrutaron de una tarde agradable con actividades lúdica recreativa; donde hubo show de payasos,  animación, juegos infantiles por parte la escuadra de Acción Integral  del Batallón Cartagena.