Representante, gobernador y exmandatario de La Guajira se defienden de investigación de la Procuraduría

El representante a la Cámara, Juan Loreto Gómez Soto, el exgobernador Jhon Fuentes Medina y el gobernador encargado, José Jaime Vega Vence, confirmaron que no fueron notificados de la decisión de la Procuraduría General de la Nación de abrirles investigación por incumplimientos en contratos financiados con recursos de regalías.

El gobernador encargado, José Jaime Vega, expresó que le tomó por sorpresa la noticia del inicio de una investigación en su contra por parte de la Procuraduría General.

“No tengo ninguna notificación de ningún tipo de investigación hasta el momento, estamos esperando que formalmente se me notifique, conozco un poco sobre los temas que documenta la prensa que habla de un contrato de 2018 y 2019, ya tengo todo el equipo de contratación y jurídica revisando cada uno de esos contratos”, dijo.

Señaló que está presto a rendir los informes que sean necesarios para que se aclare la situación y reiteró que no tiene ninguna notificación, además que no firmó ninguno de esos contratos, ni tampoco participó como interventor.

En ese sentido, el representante a la Cámara, Juan Loreto Gómez Soto, manifestó que tampoco fue notificado de la investigación en su contra por parte de la Procuraduría, por su presunta responsabilidad en la deficiencia del proyecto de construcción de pavimentación flexible y expansión de las redes de alcantarillado en la Comuna 10 de Riohacha, por 28 mil millones de pesos.

“Cuando estaba de secretario, yo era delegado en el Ocad departamental para la votación de cada uno de los municipios, había que revisar la parte técnica del proyecto, que cumpliera algunos requisitos como estar incluido en el Plan de Desarrollo Municipal. Bajo esa premisa se hizo la revisión y se hizo el listado de chequeo y cumpliendo los requisitos se aprobó”, explicó.

Agregó que la Ley 1530 deja claro que la etapa precontractual, contractual y la ejecución del proyecto hace parte del ente territorial que ejecuta, en ese caso el Distrito de Riohacha.

Precisó que no es responsabilidad suya la mala ejecución del proyecto y que se sorprende porque es la primera vez que a un miembro del Ocad lo vinculan a un proceso disciplinario por un proyecto.

Por su parte, el exgobernador Jhon Fuentes Medina, dijo que se ha vuelto costumbre de los entes de control vincular a todos los exgobernadores, sea por omisión o porque actúen.

Indicó que el proyecto por el que es investigado, la implementación de estrategias de desarrollo empresarial a la población en situación de pobreza por $8.803.863.745 fue aprobado por el Ocad Caribe.

“Mi participación en ese contrato de mínima cuantía fue contratar a seis profesionales para apoyo a la supervisión del contrato, le di tramite al proceso que ya estaba contratado”, precisó. Añadió que está tranquilo porque los contratos se cumplieron ajustados a la ley.