Habitantes de un barrio en Fonseca se declaran en emergencia sanitaria: cuatreros mataron una res y arrojaron las vísceras a un manjol

El fuerte e insoportable olor putrefacto que invadió las calles del barrio Villa Hermosa de Fonseca y se metió al interior de las casas la noche del lunes, obligó a muchos habitantes a irse del sector.

Mientras algunos moradores salían despavoridos ante el nauseabundo ambiente que se respiraba y que no les permitía dormir tranquilos, otros se dedicaron a buscar el origen de la pestilencia.

La sorpresa que se llevaron fue mayúscula cuando detectaron que la fetidez salía de un manjol situado en la manzana 3 con casa No. 1, por lo que procedieron a destapar y revisar, descubriendo en el fondo, las vísceras de una vaca.

Según narraron testigos del hallazgo, se trataba de restos de los órganos internos de una res, tales como el hígado, corazón, riñones, panza, tripas, sesos, entre otros.

“Mataron una vaca en predios del señor Darío Blanchar y para los cuatreros lo más rápido fue esconder las vísceras en el manjol y provocar toda esta emergencia sanitaria”, relató un vecino del sector.

Expresó que en Villa Hermosa se vive preocupación    e intranquilidad por las afectaciones de salud que estos fuertes olores que emanan de la descomposición de los órganos, puedan generar en la población.

“Desde la noche anterior el señor Avelino Solano, presidente de la JAC, ha hecho un llamado urgente a la secretaria de Desarrollo municipal Luisa Acosta y a la empresa operadora del sistema de alcantarillado y no ha tenido respuesta alguna por parte de los entes encargados de superar esta emergencia”, refirió uno de los habitantes afectados.