Represa del Ranchería y Cárcel de Riohacha

Definitivamente el departamento de La Guajira ha venido ‘disfrutando’ del festival de las obras inconclusas, las cuales se han convertido en la nota predominante de una serie de hechos en la que predomina la desidia de muchos gobernantes, los problemas jurídicos y las reclamaciones que hacen los indígenas de la zona.

En este orden de ideas se encuentran la Represa del Ranchería y la cárcel del Distrito de Riohacha, pero en medio de la desidia y la promesa de los candidatos predomina la Represa del Río Ranchería, proyecto que cíclicamente en cada temporada política se convierte en el gran generador de esperanza y después de cada campaña en el cansancio de los electores que esperan su terminación, aunque la realidad sea incierta.
La Represa del Ranchería es un proyecto esperanzador para los habitantes del sur de la Guajira, simplemente porque la construcción y entrega de la obra nos resuelve el problema de agua, pero en medio de las promesas de los candidatos nos llegan las desesperanzas de los elegidos que termina siendo los embustes más grandes que la obra de la Represa.
Entre fallos judiciales y reclamaciones de la comunidad wayuú se encuentra la construcción de la nueva Cárcel del Distrito de Riohacha en donde el gobierno y contratista por primera vez han dejado de presente todo el interés en sacar adelante este importante proyecto que reduce la superpoblación de reclusos, pero las reclamaciones que han mostrado los indígenas de la zona han frenado todo tipo de avance. La construcción y puesta en funcionamiento de la cárcel de Riohacha es una obra que entra a resolver el problema de hacinamiento que está por encima del 450%.
De los tantos proyectos importantes que se han iniciado su construcción pero que no se han concluido están literalmente la Represa y la Cárcel, los cuales son visibles y palpables, los dos a punto de convertirse en dos grandes elefantes blancos, siempre y cuando no predomine la voluntad de las partes, pero creemos que el que está más cerca de su entrega es la construcción de la cárcel que lleva cualquier cantidad de años apareciendo en la mente de los gobernantes y la obra aún no se ha concluido por múltiples factores en donde hasta la misma comunidad se han opuesto.
Y… hablando de olvido, que pasó con el tal cacaraqueado documento red hospitalario, que cuando se puso de moda se hablaba que iba a ser la solución a la crisis hospitalaria del Departamento, pero bueno, pasó la intervención de la salud y de esto no se conoce más información, mientras que cualquier cantidad de años lleva el proyecto de construcción de la Laguna de Oxidación de Riohacha, en la cual tampoco se sabe nada.