Con asistencia de EE.UU adelantan megaoperativos en el pabellón de extraditables de La Picota  

Desde esta madrugada el Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) realiza un megaoperativo en las celdas de 260 internos en el pabellón de extraditables de la cárcel La Picota de Bogotá.

Según explicó el director del Inpec, coronel Daniel Gutiérrez, las requisas tienen como propósito mantener el orden y la gobernabilidad en los centros penitenciarios del país.

Mientras se adelantan las inspecciones, las 260 personas privados de la libertad fueron trasladadas a otra área de la cárcel, para facilitar las requisas.

“En un trabajo con la Embajada de Estados Unidos, creamos un grupo especial para realizar una requisa de manera minuciosa en toda la infraestructura, las ventanas, las paredes, los pisos”, aseguró el coronel Daniel Gutiérrez. Las requisas se llevarán a cabo entre ocho y diez horas y luego del procedimiento, los internos retornarán al pabellón.

El Inpec explicó que se busca encontrar elementos prohibidos, caletas y espacios para almacenar celulares, alcohol y alucinógenos, entre otros.

El coronel Gutiérrez resaltó “el trabajo articulado que se desarrolla con la nueva administración de ‘La Picota’ bajo la dirección de Horacio Bustamante, quien de manera diligente ha acogido las políticas superiores y se encuentra comprometido con el plan de transparencia que se está liderando”.

De manera simultánea, en la cárcel La Picota se instaló el Primer Observatorio de Derechos Humanos del Sistema Carcelario, con el objetivo de combatir de manera directa los posibles hechos de corrupción en el penal.

Los controles que se desarrollan están en manos del nuevo ‘Equipo Táctico de Seguridad del PAS’, entrenado por la Embajada de Estados Unidos y conformado por 77 funcionarios que fueron seleccionados por su trabajo y experiencia y que de manera voluntaria, pasaron por poligrafía y fueron capacitados en nuevas técnicas de control y seguridad.