Desarticulan en la región Caribe red internacional de tráfico de drogas sintéticas

Después de más de un año de investigación con interceptaciones telefónicas y recepción de información de fuentes humanas, las autoridades lograron desarticular una red internacional que fabricaba drogas sintéticas y las distribuían a varias ciudades de Colombia.

Un laboratorio legal en Santa Marta era la empresa fachada mediante la cual la banda delincuencial conocida como ‘Los Finos’ importaba ketamina a la región Caribe, desde Alemania y otros países europeos, para la elaboración de los alucinógenos.

Gracias a las indagaciones lograron identificar a por lo menos ocho integrantes del grupo delictivo, así como sus roles y sus ubicaciones en Barranquilla, Santa Marta, Sincelejo y Medellín.

La ketamina es una droga disociativa y con potencial alucinógeno, utilizada en la medicina como un anestésico. Sin embargo, los delincuentes en Colombia la distribuían en cajas que contenían hasta 25 ampollas y luego la procesaban para convertirlas en estupefacientes como 2 CB y éxtasis.

En Barranquilla, el procesamiento se realizaba en edificios del norte de la ciudad, ubicados en los barrios Paraíso, Altamira y Miramar. También en apartamentos del barrio Villa Campestre, en el municipio de Puerto Colombia, Atlántico.

Las dosis eran vendidas en fiestas electrónicas y discotecas, generalmente en los denominados «after parties», siendo descubierto por las autoridades, que uno de los eventos donde más se distribuyeron estas drogas fue en el concierto de una reconocida modelo y dj en Montería.

El grupo delictivo vendía las cajas de ketamina a otras estructuras delincuenciales y de esta manera, tenía una renta criminal de casi 7.000 millones de pesos al año.

A los capturados les incautaron tres armas de fuego, 13 teléfonos celulares, 192 gramos de mdma, conocida también como «la muerte gris», 150 dosis de LCD, 127 gramos de 2CB, 430 dólares, 5.600.000 pesos, dos cadenas de oro y tres pulseras de oro.

Los capturados

Las autoridades informaron que la investigación contra este grupo delictivo continúa, teniendo en cuenta que se busca vincular al proceso judicial a otros colaboradores y dinamizadores en Barranquilla y otras ciudades de Colombia.

En las diligencias de allanamiento y registro, los investigadores capturaron a siete personas mediante orden judicial y una más en flagrancia. Entre los capturados están el cabecilla, la financiera y expendedores, fabricantes y almacenistas de las sustancias sicoactivas.

El cabecilla, alias ‘Alejo’, fue capturado en Santa Marta. Esta persona tiene anotaciones judiciales por constreñimiento ilegal, hurto, estafa y fabricación, tráfico o porte de armas de fuego y municiones; alias ‘Carolina’, quien fungía como jefa financiera del grupo delictivo y fue capturada en Sincelejo; ‘Amorocho’, quien fue capturado en Santa Marta, era expendedor de la droga y tiene anotaciones por fabricación, tráfico y porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas agravado, amenazas y violencia intrafamiliar; alias ‘José’, también capturado en Santa Marta donde delinquía como expendedor.

En Barranquilla fueron capturados alias ‘cabuya’, quien era expendedor y fabricante del estupefaciente; alias ‘Naty’, quien fungía como almacenista. En el allanamiento realizado en Puerto Colombia fue capturado alias ‘Alfredo’, quien se lanzó desde un cuarto piso tratando de evadir el actuar de la Policía y alias ‘Rubén’, quien era expendedor.

La captura de ‘Alfredo’ se dio en flagrancia toda vez que en la residencia fueron hallados 200 gramos de Mdma avaluados entre 14 y 15 millones de pesos.