Homenaje a la composición vallenata

El municipio de San Juan del Cesar nuevamente es sede de la versión 45 del Festival Nacional de Compositores que en el 2022 es en homenaje a la composición vallenata, expresión musical integrada por melodías y letras que brotan de la memoria de nuestros autores hasta convertirla en una canción para el gusto de un número infinito de personas que la cantan, la bailan y hasta en algunas personas las llenan de recuerdos.

Observamos que los organizadores del Festival Nacional de Compositores han dejado a un lado los homenajes a las personas y muscos destacados en general para exaltar ese elemento intangible que sirve de materia prima para los autores de las letras de esas bellísimas canciones con la que San Juan del Cesar es una de las canteras indiscutible de buenos compositores.
Festival Nacional de Compositores ha dejado a un lado el homenaje a las personas que son las que generan los reclamos y las diferencias, para reconocer y exaltar el tributo a la materia prima que tiene compositor para inspirarse y hacer una canción que cale en el gusto general de los melómanos del vallenato, del compositor o del intérprete que ha tenido a bien entregar una canción que brota del sentimiento del compositor. Ya le rindió tributo al río, fuente de inspiración de muchos compositores, pero falta la luna que brilla con luz propia en diciembre, este año es a la composición vallenata y seguramente en los próximos años le estarán rindiendo tributo a la mujer en general como musa inspiradora de nuestros compositores.
Qué bueno para Álvaro Álvarez, quien nació para ser presidente del Festival Nacional de Compositores ya que en años anteriores, la responsabilidad ha estado a cargo de otras sanjuaneros, pero lamentablemente no tiene ese verbo y el grado de confianza para encontrar el apoyo económico y sacar adelante un evento que tiene sus costo y que el apoyo institucional no alcanza para cubrir las necesidades para que quede a la altura que los sanjuaneros se merecen.
Álvaro Álvarez, una persona que seguramente el 50% de los sanjuaneros lo quieren, pero el restantes porcentaje no lo traga, resuelve lo que necesita el Festival para hacer un evento grande en donde muchas personas lo apoyan más a título personal que institucional o empresarial. Y sigue brillando en el Festival, simplemente porque ese brillo que dicen que tiene, es lo que le sirve al Festival Nacional de Compositores para no dejar deudas y pagar sus compromisos.