Margoth Palmezano, tradición de ternura

Margoth Palmezano es originaria del corregimiento de Carraipía, siendo niña junto con sus padres y hermanos se establecieron en Maicao buscando nuevos horizontes.

Ella siempre ha considerado al municipio fronterizo como su patria chica, el lugar que le brindó, como a todos los que aquí han venido, la oportunidad de emprender de manera independiente su propio negocio.
Desde niña observaba a su madre preparar los alimentos. De ella aprendió el oficio de cocinar y conserva la autenticidad en cada platillo que elabora. En el mesón resplandeciente de su cocina no encontrará pastillas de caldos, ni colorantes artificiales, solo sal y los aliños necesarios, nada en exceso, el secreto de su sazón, dice, está en sus manos.
En efecto, el secreto de la cocina de Margoth está en lo auténtico de sus recetas, es quizás por eso que a su restaurante llegan comensales de Barrancas, de Albania, por cercanía con Maicao, a la hora del almuerzo en busca de la pulpa de ovejo recién asado al carbón, el arroz de camarón, el frichie entre otros.
De igual forma, por aquí se han paseado personajes famosos de la farándula criolla, entre los que se cuentan ‘Beto’ Zabaleta, Iván Villazón, Patricia Acosta, la viuda de Diomedes Díaz, y en vida no faltaron Diomedes Díaz, Martín Elías, Jorge Oñate, entre otros.
“Los políticos por aquí siempre vienen”, de hecho todos los que han gobernado La Guajira, desde alcaldes hasta gobernadores, diputados, concejales, sin que ello le haya merecido al Departamento reconocer el patrimonio inmaterial que Margot Palmezano guarda en sus manos. Un legado que en otros países como México le reconoce a la cocina tradicional y a las portadoras de ese saber ancestral.
Pero Margoth está por encima de los reconocimientos de recintos cerrados, para ella ser reconocida es ver a quien va por primera vez regresar a su restaurante.
Aquí en Maicao, Margoth conoció a su compañero de vida, Antonio Gómez, y juntos procrearon cinco hijos: Arquímedes (fallecido), Indira, Sandra, Leonardo y Aristarco Gómez Palmezano, todos nacieron y se criaron en Maicao, aquí continúan y desarrollan sus oficios y profesiones.
Aristarco, más conocido como ‘Cachaco’, es quien ha desarrollado el oficio de cocinar desde la profunda observación que desde niño hacía mientras su mamá preparaba los alimentos. El restaurante de Margoth se cuenta en la memoria colectiva de los maicaeros y de los guajiros, incluso, hasta Maracaibo (Venezuela) como uno de los más tradicionales de esta parte del Caribe colombiano.
Es inevitable al escuchar a Margoth y su sentido de la maicaeridad no pensar ¿cómo no escuché a esta mujer antes? Es risueña, encantadora y proyecta una infinita ternura al hablar de sus cinco hijos, de sus once nietos y sus dos bisnietos, a ella desde mis letras el único reconocimiento que yo puedo hacerle.