Senadora Aida Avella cumple periplo de cuatro días escuchando las comunidades de La Guajira

Una apretada agenda que inició el pasado jueves 19 de enero, cumple la senadora del Pacto Histórico, Aida Yolanda Avella Esquivel, por diferentes regiones del departamento de La Guajira.

El recorrido de la congresista inició en el municipio de Distracción, donde fue recibida por militantes de su movimiento político y admiradores de su labor como parlamentaria a fin del Gobierno del presidente Gustavo Petro.

Allí luego de escuchar a la comunidad, hizo un llamado al alcalde de Distracción, Waldin Soto y al gobernador  encargado de La Guajira, José Jaime Vega, para que envíen maquinaria para prevenir las inundaciones del Resguardo Indígena de Caicemapa.

“Solicitan regrese el cultivo de maíz. El Pueblo Wayuú no es de atún ni spaguetti, ni de bienestarina sino de maíz y chivo. Requieren el agua potable”, escribió la senadora Avella en sus redes sociales.

Posteriormente se dirigió hacia el corregimiento de Caracolí, en San Juan del Cesar, donde escuchó a  la comunidad su problemática social y conoció más sobre el proyecto de la presa El Cercado del río Ranchería.

“Desde el corregimiento de Caracoli, de San Juan del Cesar, contiguo a la represa El Cercado los campesinos solicitan proyectos agrícolas, servicios públicos, acceso a la educación media y superior.  El Sena es la única entidad que a veces hace presencia con conferencias de horas.  El corregimiento de Caracolí es la cuna de la represa, tienen casi 200 millones de litros de agua dulce en la represa, a 10 minutos del casco urbano del corregimiento, y sin embargo, no tienen acueducto ni alcantarillado”, reprochó la congresista boyacense.

Avella Esquivel luego dialogó con la población indígena del Resguardo de Mayabangloma y se reunió con firmantes del Acuerdo de Paz en la vereda  San Luis, corregimiento de Conejo, zona rural de Fonseca.

“La obra de construcción de vivienda con Ocad Paz, en el municipio de Fonseca,  requiere transparencia. Sr alcalde Hamilton García, publique la lista de beneficiarios. La población exige transparencia”, indicó.

El viernes la senadora Avella continuó su periplo, en Maicao, donde sostuvo un encuentro con miembros de su colectividad política la UP. Luego se trasladó a Carraipía, donde hizo una inspección al Puesto de Salud del corregimiento y se reunió con la mesa de víctimas, autoridades indígenas y población afro.

“En Maicao escuchamos a las autoridades tradicionales wayuú de esta región: autonomía para la educación, tierras para los resguardos y urgente intervención para la asistencia alimentaria de los niños guajiros, son las principales necesidades en las comunidades. Alcalde de Maicao Ud, amenaza a algunas autoridades tradicionales porque no acepta sus operadores de alimentación escolar?”, cuestionó la senadora.

Posterior a su visita a Maicao, la dirigente política lideró una asamblea con el sindicato de las Salinas de Manaure. “Supersociedades, Ud. puede visitar e intervenir la empresa Sama Ltda, de Manaure. Esta empresa hay que salvarla. Su gerente no es el mejor. Está al borde de la quiebra, venden la producción almacenada. No hay herramientas de trabajo. Al gerente no le interesa la empresa. Las comunidades indígenas del área de influencia la necesitan y el Departamento también. La Guajira no puede perder empleos”, manifestó.

La senadora cerrará su itinerario en Riohacha, realizando diversas actividades, los días sábado 21 y domingo 22.

El día de hoy hizo presencia en la Ranchería El Tablazo, de Riohacha, donde destacó el proyecto de salud, donde los médicos hablan wayunnaki, los niños en estado de desnutrición están con sus madres y hermanos, aprenden a tejer a cocinar. “Un programa integral digno de imitar”, anotó.

“Estuvimos en el Centro de Recuperación Nutricional con Enfoque Diferencial Walekeruipsi, de la Ranchería de El Tablazo, en Riohacha. Este proyecto es ejemplo para la intervención urgente que necesitan las comunidades wayuú con el fin de salvar la vida de los niños en esta región. Llevamos ayudas y pedimos a la Supersalud que apoye este tipo de iniciativas, en vez de ponerle trabas”.

Y enfatizó en que “dignificar la vida de los niños en La Guajira, es el reto más importante del Gobierno del Cambio”.