Dimar emite restricciones en Puerto de Barranquilla por fuertes vientos

La suspensión de operaciones para determinadas horas de la noche en el Puerto de Barranquilla hacen parte del paquete de medidas que desde la Dirección General Marítima (Dimar), se han tomado para evitar emergencias en cuanto al ingreso y zarpe de embarcaciones por vientos que alcanzan los 70 km/h, en medio de restricciones dadas a conocer por la entidad.

El capitán de navío Jesús Zambrano, capitán del Puerto de Barranquilla, señaló que aunque la restricción no se registra durante toda la noche, es preciso implementar un plan de contingencia que logre evitar que las embarcaciones enfrenten momentos de dificultad en el canal de acceso en medio de sus operaciones.

«Tenemos un monitoreo especial, particularmente de las ráfagas de viento y sus condiciones, debido a que en horas de la tarde/noche, desde las 18:00 horas, se nos están presentando incrementos por encima de los 70 km/h en el Puerto de Barranquilla, en el sector de Bocas de Ceniza, lo que nos lleva a suspender las operaciones luego de las 19:00 horas, por algunos lapsos de tiempo, esperando que el valor de las condiciones disminuya», explicó Zambrano.

En cuanto a la llegada de una nueva draga para adelantar los trabajos de remoción de sedimento, se espera que pueda llegar, más tardar, el día de mañana, según confirmó Zambrano. «Esperemos que la draga proveniente del Perú, según el cronograma que nos entregaron, pueda estar llegando durante el transcurso de este jueves, pero podemos dar un parte de tranquilidad de que las operaciones se mantienen estables».

El director de Asoportuaria, Lucas Ariza, pidió mantener las condiciones de navegabilidad con constantes análisis batimétricos, dado que, posiblemente, puedan arribar otras embarcaciones para abastecerse de combustible y apoyar la crisis en el departamento de Nariño por el cierre de la vía Panamericana. «No sabemos, no tenemos cronograma aún de Ecopetrol, pero sería factible mantener los niveles de profundidad por sí debemos apoyar la situación en el suroccidente del país».