Irene Vélez ratificó el polémico informe sobre reservas de gas y afirmó que “no tiene cifras falsas”

Los cuestionamientos contra la gestión que al frente del Ministerio de Minas y Energía viene adelantando su titular, Irene Vélez, parecen ser de nunca acabar.

Desde que asumió como ministra, sus salidas en falso, pronunciamientos sobre algunos temas de interés nacional  y en esta ocasión unas cifras que según expertos no están ajustadas a la realidad del país, han generado toda clase de señalamientos y dudas sobre su experticia en el sector minero- energético.

La más reciente polémica la generó Irene Vélez en su intervención en el Foro Económico Mundial en Davos, donde entregó un informe sobre recursos y reservas de gas en Colombia, e independencia de hidrocarburos.

Aseguró que los recursos llegarían a 2037 y sobre el cual se estaría decidiendo no firmar más contratos de exploración y producción en el país. También dijo que Colombia tendría reservas hasta 2042, cuando en realidad serían de 6 a 7 años para petróleo y 8 a 9, de gas.    

Lo anterior, fue desmentido por su propia viceministra  Belissa Ruíz, quien además de confirmar que nunca firmó ese informe, a pesar de aparecer allí plasmado su nombre, afirmó que las cifras entregadas por Vélez no son ciertas.

Lo anterior, provocó que congresistas y diferentes sectores pidieran la renuncia de la ministra Vélez por supestamente acomodar un informe falso y hacer caer en un error al presidente Gustavo Petro.

No obstante, en una rueda de prensa realizada en la mañana de este 25 de enero, la ministra de Minas y Energía,  le salió al paso a las críticas, expresando que “hay una insinuación incorrecta”.

Explicó que  “no es un informe de reservas”, sino un “balance de recursos y reservas” y que el informe de reservas es responsabilidad de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, no del Ministerio de Minas y Energía.

Además, argumentó que la diferencia entre “recursos” y “reservas” es que los primeros son “los elementos bajo el subsuelo que encontramos y que los proyectos nos permiten a través de los procesos de exploración declarar”. Agregó que para que los recursos pasen a ser reservas se requiere de “un proceso de política pública”.

“El documento que publicamos tiene la función de asegurar que conocemos cuáles son los recursos y que conociéndolos (…) los podemos pasar a reservas a través de política pública”. Además, aseveró que “las cifras que tenemos ahí, están avaladas en las cifras que tiene la Agencia Nacional de Hidrocarburos, en la información que las empresas han entregado públicamente (…), entonces no le estamos mintiendo a nadie”.