Elefantes blancos

Nuevamente la Contraloría General de la Nación, hace el llamado a gobernadores y alcaldes para que reporten las obras inconclusas con plazo hasta el 17 de octubre de este 2020, con el objetivo que queden incluidas en el registro nacional.

En el caso de La Guajira, son varias las obras civiles inconclusas, que bien pueden quedar incluidas como lo ha solicitado el propio contralor General, Felipe Córdoba.

Por lo tanto, corresponde al gobernador Nemesio Roys Garzón y a los 15 alcaldes, definir un funcionario responsable para que reporte las novedades al ente de control.

Obras como la represa del río Ranchería, encabezan ese listado, puesto que solo se cumplió con la construcción de la presa, faltando las otras tres fases que tienen que ver con el acueducto regional, la generación de energía y el distrito de riego.

En los municipios, también se conocen de obras contratadas inconclusas, identificadas plenamente por los mandatarios de turno, que muy seguramente califican para la información que está requiriendo el ente de control.

Una de las debilidades de las administraciones de La Guajira, es precisamente el poco interés en responder a los requerimientos de los entes de control, lo que termina causándoles muchas dificultades a la hora de evaluar su desempeño.

El llamado de la Contraloría General es claro y preciso para todos los entes estatales, sujetos de control de esa entidad y entes territoriales del país, gobernaciones y alcaldías.

En el país, las obras inconclusas y elefantes blancos, ya superan el registro de 1.400 proyectos en los que se han invertido más de 25 billones de pesos del presupuesto.

Una cifra alta a la que también contribuye el departamento de La Guajira, y que requiere de estas nuevas administraciones ponerle el ojo no solo para que queden incluidas en el registro de la Contraloría, sino para determinar el futuro de las mismas.