De Wall Street a la Alta Guajira

El término aldea global fue acuñado en 1968 por Marshall Macluhan, uno de los profetas de la información de masas. Describió en dos palabras lo acontecido con los medios de comunicación masiva, esa revolución no solo impactó y facilitó socioculturalmente la comunicación inmediata y posibilitó que la información suscitada contemporáneamente en los epicentros mundiales se conociera ipso facto en los lugares remotos e insospechados; simultáneamente permitió enlazar y vislumbrar las repercusiones de lo ocurrido en las urbes con las realidades y hechos económicos y sociales de las regiones apartadas. Hasta hace relativamente muy poco era absolutamente improbable establecer cualquier tipo de vínculos. Hoy día los medios electrónicos de comunicación permiten realizar augurios sobre nuestro entorno con sucesos ocurridos, por ejemplo, en la calle neoyorquina (Wall Street) sede del distrito financiero más famoso del mundo. El hecho económico y financiero tendrá implicaciones en el futuro económico, social, cultural, tecnológico y ambiental de La Guajira.

Para no variar el viernes 2 de octubre se dio lugar a un acontecimiento trascendental en el seno de la Bolsa de Valores de Nueva York, sofisticada capital y eje financiero del mundo. Trascendental evento que no debe pasar desapercibido, para que los guajiros comprendamos en dónde, y de qué estamos hablando y comencemos a coger el rábano por las hojas.

Una empresa combinada de energía eólica y solar superó en Wall Street al gigante petrolero Exxon Mobil. Estamos hablando de NextEra, la empresa de energías renovables más grande de Estados Unidos que acaba de alcanzar una capitalización en el mercado bursátil más alto que el valor de Exxon Mobil, por facturación y valor de mercado fue durante décadas la empresa más grande del mundo; en 2007 valía más de USD 500.000 millones, los altibajos en los precios del petróleo en el mercado mundial redujeron su valoración de mercado el viernes 2 de octubre a USD 137.900 millones. NextEra por su lado alcanzó un valor de USD 138.600 millones. Exxon Mobil perdió durante el 2020 más de la mitad de su valor, al comenzar el año perdió USD 1.700 millones, que es exactamente la cifra que ha ganado NextEra durante el mismo lapso. Exxon Mobil opera en todo el mundo, mientras NextEra solo en La Florida, y en Canadá.

NextEra triplicó su valor en un par de años. El valor de mercado de NextEra no solo se funda en su eficiencia como productor, también ha sido impulsado por los créditos fiscales a proyectos de  energía eólica y solar.

La potencialidad eólica de La Guajira es inconmensurable. Los 50 proyectos iniciales contemplan la capacidad de generar 7 GW (o 15,000 MW); al sumar 15 proyectos más, o sea 65 proyectos de generación de energía eólica en total, se prevé alcanzarían una producción de 18 gigavatios (GW). El 98% de ellos se encuentran ubicados en Maicao y Uribia en un área de 90,000 hectáreas, y la capacidad no se agota allí. Se pronostica que los grandes parques en el Departamento se construirán en 2021. El futuro energético de Colombia está en La Guajira.