Investigadores de Uniguajira diseñarán sistemas de tratamiento de agua residual

La Superintendencia de Servicio Públicos Domiciliarios precisa que la infraestructura de acceso al agua potable y saneamiento básico, sigue en escasez en las áreas rurales y resultan insuficientes para garantizar una cobertura completa de millones de personas en los departamentos del Atlántico y La Guajira.

Ante este panorama, las universidades del Atlántico, La Guajira y el Instituto Tecnológico de Soledad Atlántico –Itsa–, se unieron para desarrollar el proyecto “Humedales Construidos acoplados a Tecnologías Avanzadas de Oxidación para el tratamiento de aguas residuales: Estrategia sostenible basada en energías renovables y elementos de la industria 4.0”.

El profesor de Uniguajira, Andrés Galindo Montero, quien además es Investigador del grupo de investigación GISA y miembro del proyecto a desarrollar, define las industrias 4.0 como “una tendencia actual que articula las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y otros desarrollos tecnológicos con el fin de  ejercer control, verificación y evaluación de cualquier situación u objeto de estudio de manera distante y remota, como esta ocasión con los sistemas de tratamiento de aguas residuales”.  

Enfatiza en que a partir de las funciones de esta tecnología a corto o largo plazo, se pueden tomar medidas y  dar respuestas a problemáticas identificadas.

Otras de las premisas que tienen los investigadores como bases para ejecutar el proyecto es que la baja densidad de población en las áreas rurales no justifica los costos de las conexiones domésticas como para permitir sistemas diseñados de manera convencional y explican que este aspecto constituye un reto para proponer sistemas de saneamiento y tratamiento de aguas residuales descentralizados simples que se ajusten a las necesidades del contexto rural.

La investigación se dividirá en dos fases: la primera es a nivel experimental que se realizará en la Universidad del Atlántico y tomará un año para su desarrollo; en esta parte preliminar el trabajo estará enfocado en el montaje y puesta en marcha de la tecnología de humedales construidos a escala laboratorio bajo la dirección de la investigadora Aracelly Caselles de la Uniatlántico, con el apoyo de estudiantes de pregrado y posgrado.

Mientras que la segunda fase, que vendría siendo a escala piloto, se tiene prevista desarrollar en la Universidad de La Guajira con la participación de la ciudadanía durante un año.

En ella se dimensionará un método a partir de los criterios de carga contaminante y características del efluente, respecto al cumplimiento de la normativa ambiental y se diseñará y construirá un sistema de trato acoplado compuesto por una técnica primaria de manejo seguido y un humedal construido como tratamiento secundario. Además se hará una evaluación por cuatro meses, tomando pruebas dos veces por semana para estimar el efecto del agua tratada.

Es pertinente anotar que la iniciativa busca evaluar y desarrollar el desempeño de sistemas autónomos de tratamiento de agua residual acoplando humedales construidos y tecnologías avanzadas de oxidación con elementos de la industria 4.0, incluyendo actividades de apropiación social del conocimiento.

El agua potable es también una de las principales fuentes de energía y es fundamental para los planes de desarrollo de los departamentos del Atlántico y La Guajira, sin embargo la inversión económica para implementar el saneamiento básico en las zonas rurales de ambos departamentos, es insuficiente.

Es por ello que este tipo de proyectos adquieren una alta relevancia para realizarlos, porque a través de su ejecución se esperan obtener resultados académicos- científicos que permitirán evaluar y valorar si los procesos de oxigenación avanzada que se pretenden utilizar, con la tecnología 4.0, son viables. Además de determinar si se podría crear un modelo de réplica en cualquier escenario del Departamento y el contexto nacional, para beneficiar de esta manera a poblaciones vulnerables.