Parodiando al escritor William Ospina: “estamos cansados”

La inteligencia emocional fomenta en los seres políticos, sabiduría que pueden tener liderazgo en el intelecto humano; esperanza en los guajiros; y unidos podemos, lograr una lideresa guajira senadora, brillante en el Congreso colombiano sin egoísmo

“Estamos cansado de esa política perversa y excluyente con los guajiros”, en la que solo los poderosos los expertos pueden opinar y cuando el pueblo opina, es un perturbador intruso; somos ciudadanos solo una vez cada cuatro años y esa voz que nos dice: “vota y elígenos ya no opines más”, te necesitamos.

Solo cada 4 años en la política, votando por los poderosos gozosos y migajas de trozos, y nos dejan las brozas de basuras; ¿Dónde están los senadores o senadoras de La Guajira, defendiendo los guajiros? necesitamos  una lideresa senadora guajira; cansado de caudillismo; las vanidades que son  más importantes que la gente en  un mundo que no nos ofrece salud, sino apenas remedios y quirófanos, la salud hay que esperarla, suplicarla y sufrirla y nos afectan a todos.

Solo el interés de las corrupciones, la voluntad de los políticos y al país campesino, mestizo e indios ordenan darle la espalda, y decirle adiós a la agricultura; para imponer un modelo de desarrollo que ahora está matando al mundo, con este coronavirus y el fracking con glifosato, con un gobierno mezquino, no hay derecho ¿por qué La Guajira no tiene senadora o senador que nos ayuden desde el Congreso?, la Represa del Ranchería y sin  agua nuestro pueblo, cada año nos hablan de proyectos de la Represa del Ranchería y  no se sabe quién son los dueños y cada año los congresistas vienen hacer estudios técnicos, administrativos y poderosos y los votos de los guajiros, para Bogotá.

Estamos cansados de que sea la gente las que les pide audiencia a los políticos y no los políticos  a la gente;  las decisiones sobre cada páramo; cada río, cada bosque, cada cañada, cada rincón del territorio; las tomen los que no conocen ni los aman, ni los han visto nunca. Cansados de vivir como extranjeros en nuestra patria, pidiéndoles siempre permiso a unos dueños como a los políticos

¡Qué hipocresía e indignidad con nosotros! No hay derecho que nos quiten las aguas del Ranchería, sin estudios, diseños y proyectos para mejorar el río Ranchería, y los municipios del sur sin agua potable y muchos de nosotros como borregos votamos por ellos.

Estamos cansados de tener juventud sin ingresos, ciudadanía sin oportunidades, cansados de una educación que no nos ayuda a ser humanos, que nos enfrentan los unos a los otros; avergonzarnos de nuestros principios y  no nos enseñan a cuidar a los pueblos ni no nos dan lecciones de familias.