Alerta en los 26 municipios de Sucre por incremento de lluvias

Desde la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo, Atención de Desastres y Cambio Climático y el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Sucre, se alertó a los 26 municipios, atendiendo el informe emitido por el Ideam sobre el incremento de lluvias para finales del mes de octubre.

Carlos Carrascal Sierra, director de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo del Departamento, informó que son más de 84.000 las personas damnificadas en la Mojana sucreña, por lo que se ha venido apoyando, por parte de la administración departamental, en coordinación con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, con la entrega de ayudas humanitarias para esta zona.

Informó Carrascal que los trabajos por parte de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo en el punto Caregato han sufrido atrasos, debido a las fuertes lluvias que se han registrado en la zona.

“Las aguas siguen filtrándose por este punto, pero no con la magnitud con la que venían entrando, sino en menor capacidad. Han disminuido un poco los niveles de las aguas, pero las personas continúan damnificadas sin poder retornar a sus viviendas, por lo que se mantienen en los albergues, debido a que las lluvias de la segunda temporada no permiten que las aguas bajen considerablemente”, precisó Carlos Carrascal.

Dijo el funcionario que se espera que se logre el cerramiento de Caregato en el tiempo proyectado, que es el 20 de noviembre, y que, después del cierre de este punto, venga una fase de recuperación, que es a lo que los Gobiernos nacional y departamental le apuntan a través del Ministerio de Agricultura.

“El compromiso de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo es entregar ayudas humanitarias hasta que se cierre Caregato. Ya va la segunda entrega. En el mes de noviembre se hará la tercera y en diciembre, si no se logra cerrar, se efectuará la cuarta”, precisó Carrascal Sierra.

Por último, destacó que de manera articulada con la Secretaría de Infraestructura y la Ungrd se mantiene en los puntos críticos un banco de maquinaria amarilla, que avanza en trabajos de mitigación y contención.