El que ni hace, ni deja hacer

Hablar de gestión en La Guajira es materia de análisis y de preocupación, ya que la gestión que han hecho y hacen los mandatarios no ha sido suficiente para tener un departamento próspero y equilibrado a lo que tiene y es.  

La gestión administrativa es fácil de notar en La Guajira, cada municipio es según el alcalde que lo representa,  si tiene agua potable en cada casa, un buen servicio de gas, de luz, calles pavimentadas, servicio de aseo, seguridad, es decir, los servicios básicos al menos estable, indica esto que hay alcalde en tal municipio, cuando carece de ellos ¡qué vergüenza! Deja notar que  solo quiere tener el y su familia la comodidad, y le interesa un poco que su pueblo también los tenga, pero hay municipios en La Guajira que tienen como tener ese bienestar pero carece de ellos, su administrador deja notar que solo quiere tener él y su familia la comodidad.

No se puede negar que es justo y necesario que también tengan  compromiso social, educativo, recreativo y cultural, cuando esto existe, quiere decir que sus mandatarios andan bien enfocados, ese buen ejemplo de amor por su tierra, respeto por su pueblo y además buena gestión, es lo que se puede decir que tienen la tierra de compositores, la verdad es clara y hay que reconocer que San Juan del Cesar ha tenido alcaldes que la aman e inciden en algún desarrollo para ella, unos con regular desempeño, otros con excelente desempeño, quienes gestionan y hacen, de eso se trata, hay unos  municipios donde sus mandatarios de turno ni si quiera se mueven, se la pasan paseando a donde nunca habían ido y aprovechando su cuarto de hora para quedar ricos, ya que saben que no vuelven más, si ustedes llega a San Juan del Cesar va a encontrar un municipio donde la mayoría de sus habitantes no piensan o tienen como solución de vida la Alcaldía, van a encontrar un municipio donde hay ganaderos, agricultores,  médicos, maestros, ingenieros, empresarios que han traído desarrollo para San Juan y no se han llevado su riqueza para otra parte, sino que la tienen invertida en su pueblo, en hoteles, clínicas, restaurantes, etc.

En fin, usted llega a San Juan, municipio ejemplo y se encontrará a un municipio desarrollado, un administrador de los recursos públicos pensando no solo en solucionarle la vida a un montón de parásitos, que no hacen otra cosa que pretender volverse rico sin siquiera aportar ni a su familia algún cambio colectivo, que no hace, ni deja hacer, el desempeño del otro le molesta y eso no solo se ve en este campo, lo vamos a ver en los gremios existentes, políticos, maestros, médicos, ganaderos y hasta en la misma familia, que se dedican buscar lo malo en lo bueno que el otro hace y gestiona, pero como son incapaces y frustrados, su única misión además de sufrir por el crecimiento del otro, es dedicarse  a difamar y a mentirse así mismo, porque el que sabe, lo mira y le causa lástima y los que no saben e ignoran lo aplaude, qué irónico el mundo, se quieren  escapar del Covid-19 pero tienen el peor virus creciendo en su interior. Por eso ser justo es solo de justos.