La ingeniosa obra musical de Romualdo Brito

Se cumple este sábado el primer año del fallecimiento del compositor Romualdo Brito, autor de 1.512 canciones grabadas por más de 400 agrupaciones de diferentes géneros con más del 90% vallenatas. Son infinitas las razones que tenemos para resaltar la obra de este guajiro nacido en Tomarrazón, siendo la principal de ellas, el hecho de haber defendido mediante sus composiciones a miles de wayuú tras haber protagonizado entre las décadas de los 70 y los 80 una lucha social en defensa de los indígenas, hecho que le dio reconocimiento como ‘El cantor de los indios’.

Aparte de la férrea defensa que le hizo a  su cultura a través del canto, Romualdo  hace un trazado en el mapa de La Guajira y  la menciona en muchas de sus canciones, lideró campañas sociales que fueron cantadas por miles de colombianos y cuando observó que su voz se había escuchado antes los gobiernos que le demostraron parte de la solución, compuso la canción ‘El último indio’, refiriéndose principalmente a un guajiro enamorado de su región y que por circunstancias de estudios tuvo que dejar a esta tierra recordando a varios municipios del Departamento.  Personajes como el almirante José Prudencio Padilla y Luis A. ‘El Negro’ Robles, fueron tenidos en cuenta en la canción ‘Pueblo glorioso’  destacando a Camarones, como zona importante de Riohacha.

La genialidad de Romualdo Brito  se desarrolló durante  49 años de composición llevando a la pasta sonora, CD y plataformas digitales, 1.512 temas narrando todos los tópicos geográficos, históricos, amorosos así como del costumbrismo costeño. Partiendo que en una misma noche de 1971 cuando  por primera vez  escribió 4 canciones, tres de ellas grabadas por  Lisandro Meza,  principalmente ‘El Dios cantor’, un canto por medio del cual el naciente compositor traza en el mapa de Colombia una línea folclórica desde La Guajira hasta el Amazona para reconocer la grandeza de Leandro Díaz. De allí hasta conocerse la última grabada en su propia voz: ‘Navidad contigo’ que había estrenado días antes de producirse el fatídico accidente en el que muere en el 2020.

A medida que el tiempo y el mundo evolucionaron, de igual modo lo hacía Romualdo Brito. Sus inquietudes políticas de avanzada quedaron en las brumas del pasado depositadas en el arcano de sus recuerdos. Era obvio que eso sucediera, debido a que con el transcurrir del tiempo fue renovando sus ideales y paralelo a ello sus intenciones y condiciones de vida, pero lo más importante que logró fue la madurez en la preparación de sus composiciones.

Romualdo obtuvo un lugar de preeminencia dentro del contexto musical nacional e internacional y como corolario logró un mejor estatus socioeconómico, afrontó nuevos retos, compromisos, expectativas y menor posicionamiento en la sociedad y adquirió mucho respeto en el medio artístico, pero al final de todo, fue un genio de la composición vallenata.