Funcionarios “ciegos, sordos y mudos”

En la historia política de los nombramientos en las diferentes posiciones de las alcaldías y la Gobernación de La Guajira, llegan y salen algunos funcionarios que solo se sabe de su existencia cuando los nombran y cuando les aceptan la renuncia, pero del resto de su periodo nada sabemos los periodistas y mucho menos la ciudadanía que se enteran por la información que publicamos, mientras que otro reducido grupo es el que se observa en todos los eventos, hablando  y trabajando.

Hoy nos vamos a referir a los funcionarios silenciosos que aparte de no hablar, creemos que en las posiciones que han tenido pasan sin pena ni gloria o sin sobresalir ni destacarse. Esto sucedió cuando nos enteramos de la salida de algunos funcionarios de la Gobernación de La Guajira en la cual nos dimos cuenta que existían porque el gobernador les aceptó la renuncia, pero si no hubiera sido así, aún estuvieran pelechando en el anonimato.

Se imaginan ustedes que los periodistas que estamos en el día a día interactuando con los funcionarios no sabíamos de su existencia, creemos que el desconocimiento también lo debió tener la ciudadanía que se entera de los hechos por lo que informamos. Y es que no vamos tan lejos, creemos que a la Gobernación llegaron nuevos funcionarios a quienes también pareciera que se le nublaron los tres sentidos o como dicen coloquialmente “ciegos, sordos y mudos” porque desde que llegaron a la administración, a muchos no le conocemos el rostro, ni la voz y mucho menos pareciera que nada han hecho en el corto tiempo que llevan en la posición.

Cuando nos enteramos que el gobernador le pidió la renuncia a los secretarios, asesores, directores de áreas y jefes de oficinas, todos funcionarios de libre nombramiento y remoción que hoy no están en el cargo, creíamos que el mandatario iba a salir del equipo que estaba dando la cara  a la ciudadanía y con resultados, pero Nemesio supo escoger y se quedó con los mejores de su administración. Si el gobernador prescindía de quienes sí le están dando resultado, le iba a pasar como el técnico de fútbol que saca de la cancha a quien viene dominando el partido para ganar. En conclusión, no sabemos qué hicieron los funcionarios que salieron de la administración.

Razón ha tenido el gobernador Nemesio Roys en ratificar a sus funcionarios  que están trabajando, a los que tienen voz y se les ve en los diferentes actos, mejor dicho, esperamos que el nuevo grupo que ingresó a la administración de Nemesio no ponga en práctica el significado de la escultura japonesa de los ‘Tres monos sabios’: no ver, no oír y no decir, o sea, los incógnitos nuevos funcionarios de la Gobernación esperamos que vean lo que está pasando, que escuchen lo que están diciendo y que digan lo que están haciendo.