Unión Magdalena y Cortuluá rechazan aplazamiento de la final de la Primera B

El Unión Magdalena y Cortuluá  se pronunciaron tras la suspensión por parte de la Dimayor de la final de la Primera B, debido a la investigación que cursa contra el equipo samario por el supuesto amaño del partido del pasado sábado ante Llaneros.

A través de un comunicado, los clubes se mostraron en desacuerdo con los cambios en la programación del partido, que estaba pactado para el 11 de diciembre, a las 3 de la tarde, en el estadio 12 de Octubre.

“Expresamos nuestro desacuerdo con los cambios en la programación (…) decisión tomada a último momento por la Dimayor (…) además de no manifestar las causas de la acelerada determinación, tampoco se consultó previamente con los clubes dicha decisión”, dice el escrito firmado por los dos equipos.

Además, precisan que los cuerpos técnicos y plantillas están concentrados en la gran final, por lo que esperan que dicha decisión sea reconsiderada.