Por irregularidades en convenio, Corte condena a 15 años de prisión a exgobernador del Tolima

La Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó a 15 años y dos días de prisión al exgobernador del Tolima, Fernando Osorio Cuenca, como autor de los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y contrato sin el cumplimiento de requisitos legales por las irregularidades en un convenio tramitado en el 2007 con un organismo multilateral.

La sentencia de primera instancia también lo inhabilitó por 15 años y dos días para el ejercicio de derechos y funciones públicas y le concedió la sustitución de la pena privativa de la libertad en un establecimiento carcelario, para que pague la condena en su lugar de domicilio, pues se cumplieron los requisitos para ello.

Por estos mismos hechos, la Sala absolvió al exgobernador del Tolima, Óscar Barreto Quiroga, quien había sido acusado por la Fiscalía de los delitos de contrato sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación a favor de terceros y prevaricato por omisión.

Los hechos sobre los que gira la sentencia se dieron en el 2007, cuando el entonces gobernador Fernando Osorio Cuenca suscribió con la Secretaría Ejecutiva del Convenio Andrés Bello –Secab– un convenio de Cooperación y Asistencia Técnica Internacional con el fin de adquirir mobiliario escolar para centros educativos del departamento e infraestructura tecnológica para la Gobernación. Posteriormente también se tramitó una adición para implementar un sistema regional de evaluación para el departamento.

A juicio de la Corte, quedó demostrado que en la tramitación y suscripción del convenio, así como en su adición, se desconocieron las normas de contratación pues no se hizo una selección objetiva con una licitación pública, ni se realizó un estudio de necesidad. De otro lado, la adición que se hizo estuvo totalmente desligada del convenio inicial y fue por una cuantía superior a la permitida, entre otras irregularidades.

La Sala también encontró demostrado el delito de peculado por apropiación a favor de terceros, pues Osorio Cuenca “propició el descalabro económico del ente territorial que se comprometió a cuidar, pues gracias a su dirección y en virtud de su ejercicio como gobernador del departamento de Tolima se apropió en favor de la SECAB de los referidos recursos”, detrimento relacionado específicamente con dineros que el organismo multilateral cobró como cuota de administración y gerencia por la ejecución de actividades y adquisición de bienes que estaban por fuera del ámbito de su competencia funcional.

De otro lado, el máximo tribunal de la justicia ordinaria absolvió en la misma providencia de primera instancia al exgobernador Óscar Barreto Quiroga pues, a pesar de haberse establecido que en el proceso de liquidación del convenio y su adición, en el 2009, no se verificó el cumplimiento de los requisitos legales y no se ejecutó la póliza prestada en garantía, durante el proceso no se probó el compromiso doloso del exgobernador Barreto Quiroga en esos hechos.