Navidades nostálgicas y sin los seres queridos a causa del Covid-19

El año 2021 no tendrá para muchos lugares de Colombia una feliz Navidad, sino unas navidades nostálgicas por todo lo que ha sucedido por culpa del Covid-19 de personas que se han ido que dejaron un vacío y añoranzas en todos los rincones del país. La Guajira no fue la excepción y Villanueva, mi pueblo querido, sufrió los embates de esta mortal enfermedad. 

Cuántos recuerdos nos dejan personas de calidades humanas indescriptibles, como el médico del pueblo Luis Erasmo Dangond Cuadrado, su familia y el pueblo en general continúan nostálgicos por la partida de este gran ser humano. Ni qué decir de las hermanas Luzmila y María Dangond Soto, ‘Mila’ la querida por todos, la empresaria sin par, que generaba tantos empleos en su pueblo querido y ‘Mary’, la docente inolvidable del Silvestre Dangond.

Otra empresaria como fue Martha Ustariz de Ibarra, quien dejó un gran vacío en su familia y en su pueblo, donde era tan querida. El exmagistrado Álvaro Rodríguez Bolaño, quien dejó un vacío enorme no solo en el derecho administrativo donde era un experto sino en su familia y en el pueblo de Villanueva y de su hermana Francisca Rodríguez Bolaño, la popular ‘Kika’, quien era puro amor hacía los villanueveros y con una capacidad de servicio imaginable.

José Alberto Daza Mojica, un señorazo de esos que tuvo Villanueva y que su familia, así como los cientos de ahijados y el pueblo en general continúan nostálgicos con su partida, Badel Peláez, hermano del párroco y su esposa, quienes dejan un vacío en su familia y en la docencia villanuevera. La ida de la matrona María Teresa Rodríguez, de la centenaria Rita Lucía Contreras y Adeliza Daza Mojica, dejando un vacío no solamente en su familia sino en su pueblo querido. Sin contar tantas otras personas honorables que se fueron este año.

Las más recientes como la del exgobernador y exsenador Rodrigo Dangond Lacouture, quien deja un hondo vacío en La Guajira, en Villanueva donde era un referente histórico, en la Institución Educativa Silvestre Dangond Daza, lo extraña porque fue su albacea, su protector y su benefactor, su familia continúa con ese mismo dolor y ese guayabo eterno. La guitarra de oro Miguel Rosado, quien también falleció por las secuencias de este mal llamado Covid, consternó a su familia y al folclor guajiro en especial al molinero, de donde era oriundo y al villanuevero donde era apreciado y admirado por todos.

A nosotros también tendremos una navidad nostálgica por la partida de nuestra hermana María Angélica Baquero Daza, nuestra guerrera y valiente ‘Negrita’, quien deja un vacío no solo en la familia, sino en el ramo de la optometría y del pueblo de Villanueva donde era muy reconocida.

Navidad, que significa paz y tranquilidad y que ese corazón de piedra que poseemos se vuelva un corazón lleno de amor y de concordia. En estos tiempos difíciles, donde el espíritu se ha visto fortalecido por la envidia, los resquemores y los odios y por los bochinches cambie en sentido positivo en bien de todos nosotros. Esperamos que el Covid nos haya cambiado el corazón de tantos resquemores.

Esta Feliz Navidad va especialmente para el gobernante de los guajiros, Nemesio Roys Garzón y la gestora departamental doña Carmen Garzón Freyle; a todos los alcaldes del Departamento y a las gestoras sociales de cada municipio. Al gobernador para que continúe trabajando con esa misma eficiencia y esa misma eficacia y el sentido de pertenencia que lo caracteriza en bien de su tierra amada. Para que el liderazgo que ha mostrado lo siga afianzando en bien de La Guajira y de los guajiros. Que la integración entre el sur y el norte a través de la vía Cuestecita – La Florida – Riohacha se dé como una vía que merecemos todos en buenas condiciones y pavimentada en su totalidad, porque hoy lo que tenemos es un camino de herradura.

Gracias a Dios y al gobernador Nemesio Roys Garzón por fin la vía Cuestecita – La Florida será una realidad, ya está asignado el presupuesto por regalías y el Ministerio del Transporte está ultimando los detalles para que el Departamento haga la licitación pública y se dé inicio a esta obra que fue dejada al abandono desde que la construyó el exministro de obras públicas, el villanuevero Jorge Bendeck Olivella. 

Para los alcaldes municipales que el año que termina y el que se inicia, hagan una evaluación sincera y objetiva de lo ocurrido en el año 2021 y donde se han presentado falencias, corrijan el norte y cumplan con los objetivos propuestos en sus planes de gobierno y sus planes de desarrollo. La debilidad más apremiante como son los servicios públicos, sea corregida eficientemente. Todavía están a tiempo de corregir muchos entuertos y de vislumbrar un mejor porvenir para sus habitantes. Que la diligencia administrativa sea eficiente y eficaz en bien de sus gobernados.