Vicente Fernández fue despedido con el cariño de su gente en su rancho ‘Los Tres Potrillos’

Con una larga misa llena de música y de cariño de su público, fue despedido este lunes el ídolo mexicano Vicente Fernández, en su rancho Los Tres Potrillos, ubicado en el estado de Jalisco.

Al homenaje, que duró más de 24 horas, muchos acudieron vestidos con la tradicional indumentaria de jinete charro y su inconfundible sombrero.

El auditorio estuvo envuelto por las notas del Mariachi Azteca, que acompañaba a Chente durante sus conciertos, y que solo guardó silencio durante una parte de la noche, cuando la familia decidió hacer una oración.

El ataúd estuvo rodeado de flores blancas, velas, un crucifijo, una bandera mexicana y la imagen de la Virgen de Guadalupe, de la que era devoto. El mismo destino quiso que el cantante muriera justamente el 12 de diciembre, Día de la Virgen.

A la ceremonia asistieron no solo sus familiares y empleados del rancho sino sus amigos y personalidades como el boxeador Julio César Chávez y el cantante Pedro Fernández.

«A todas las personas que nos están viendo, que pidieron (por él), mandaron bendiciones, mandaron decir misas y rezaron (por él) les mando la bendición y las gracias», dijo llorando su esposa Refugio Abarca.