Tribunal de La Guajira deja en firme investidura del alcalde de Uribia, Bonifacio Henríquez

El Tribunal Contencioso Administrativo de La Guajira, negó las pretensiones de la demanda de pérdida de investidura instaurada por Carlos Julio Moscote Medina contra el alcalde de Uribia, Bonifacio Henríquez Palmar, cuando fungía como concejal del municipio (2016-2019).

De acuerdo al demandante, Henríquez Palmar habría incurrido en una violación al  régimen de incompatibilidades durante el proceso de empalme.

“(…) no habían transcurrido ni seis (6) meses de haber sido aceptada su renuncia al cargo de concejal del día 31 de mayo del 2019, desde el día 15 de noviembre hasta el 30 de diciembre del 2019, actuó de manera dolosa participando como gestor en la recepción de los asuntos y recursos públicos del proceso de empalme de manera directa y a través de su equipo de empalme designado mediante oficio de fecha 07 de noviembre del 2019, los cuales actuaron gestionando y firmando actas de empalme e informe ejecutivo de gestión dándole aplicación a la ley 951 del 2005”, señala la demanda.

Sin embargo, tras analizar los hechos y la norma, el tribunal determinó que no existe una causal de inhabilidad para que un concejal aspire a ser elegido como alcalde para el periodo siguiente.

“No es posible determinar que, si es elegido en el proceso electoral como alcalde, no debe participar del proceso de empalme que establece la ley 951 de 2005 para no incurrir en la incompatibilidad del literal b numeral 1 del artículo 39 de la ley 734 de 2002 (…)”, dice.

Además, precisa que, acorde con lo establecido en el artículo 5 la ley 951 de 2005, “es una obligación del servidor público entrante recibir el informe y acta respectiva y revisar su contenido, de manera que su cumplimiento resulta imperativo”.

Por tanto, negó las pretensiones de la demanda, al dejar en firme la investidura del alcalde de Uribia.