Cómo crear una oficina en su vivienda y trabajar desde casa de manera productiva y cómoda

Para muchos, trabajar desde casa es un formato nuevo e inesperadamente cómodo. El número de personas que trabajan de forma remota, como por ejemplo en los python developer remote jobs, (o que desean trabajar de forma remota en los remote qa engineer jobs) aumenta constantemente y las plataformas de búsqueda de empleo están llenas de palabras «trabajo a distancia» y «vacantes de trabajo remoto». En este artículo, hablamos sobre los matices clave que debe cuidar para que su oficina en casa sea funcional y conveniente para un trabajo cómodo y eficiente.

Organización del espacio

Ideal es trabajar en una habitación separada. Esto mantendrá las distracciones al mínimo, especialmente durante las llamadas y reuniones en línea. Si esto no es posible, separe al menos una parte del espacio para el área de trabajo y hágalo lo más adaptado posible para el trabajo: coloque aquí una foto con el equipo, la mercadería de la empresa o cliente con el que está trabajando, y otras pequeñas cosas que simbolizan el trabajo para ti.

Si sus familiares también trabajan de forma remota en la misma habitación que usted, haga arreglos para programar llamadas para tratar de no interferir entre sí. Una gran idea es protegerse del ruido con auriculares con cancelación activa de ruido. También es un buen consejo inventar una señal que indique que está en una llamada, literalmente, la inscripción ON CALL! en un monitor, papel u objeto que indicará que está ocupado.

Organización del lugar de trabajo

En la oficina, por regla general, llegamos a un lugar de trabajo ya organizado: una mesa, una silla, una computadora y todo lo demás necesario para el trabajo. Con la transición al modo remoto, nosotros mismos debemos cuidar nuestra comodidad. Una mesa y una silla cómodas es el factor más importante en la configuración de una oficina en casa. Una mesa y una altura de silla seleccionadas correctamente (o mejor una silla de oficina) sin líneas ni superficies rígidas, con la capacidad de ajustar la altura y el ángulo del respaldo. Estos aspectos afectan gravemente a la productividad, la comodidad y al bienestar del trabajo.

El segundo factor es la ubicación de la computadora y de otros equipos de trabajo. El punto clave aquí es la altura a la que se encuentra el monitor. Es importante poder mirar al monitor casi directamente (máximo en un ángulo de 10 a 15 grados) sin forzar el cuello y la espalda. Para algunas tareas, es posible que necesite varios monitores, en cuyo caso conviene cuidar de una ubicación cómoda de ambos. También puede utilizar dispositivos adicionales (soportes, correctores) para la espalda, el cuello, la zona lumbar, las manos y los pies para aliviar la tensión en las articulaciones y los músculos.

Finalmente, es importante organizar el almacenamiento de las cosas necesarias para el trabajo: papelería, libros, gadgets, y también organizar ergonómicamente todos los cables mediante abrazaderas, clips de papelería o cajas.

Planificación del horario de trabajo y de descanso

Cuando se trabaja desde casa, es importante tratar de encontrar un equilibrio y no empezar a «vivir en el trabajo». Le aconsejo que planifique todas sus actividades tanto como sea posible, incluido el almuerzo, el correo e incluso los descansos. Durante el descanso, intente estirarse, hacer algunos ejercicios o dar al menos una caminata corta.

Para recordar cambiar entre tareas y tomar descansos, use un temporizador o una alarma. Otro buen consejo es desarrollar rituales que simbolicen el comienzo y el final de la jornada laboral. Por ejemplo, salga por la mañana a tomar un café e inmediatamente después, póngase a trabajar, es como su café matutino en la oficina.

Además, si es posible, habilite su horario de trabajo cómodamente para poder pasar el tiempo con sus seres queridos. Por ejemplo, puede comenzar a trabajar temprano en la mañana, luego tomar un descanso durante algunas horas por la tarde y regresar al trabajo por la noche.

Comunicación bien establecida

Como mínimo, para una comunicación remota eficaz con el equipo, es importante cuidar la buena calidad del sonido, la conexión a Internet y una imagen clara para las videollamadas.

Cuando se resuelve esta cuestión, es importante trabajar en la esencia, es decir, la eficacia de la comunicación en sí. En la comunicación remota, es importante mantenerse al día sobre el estado de las tareas, no solo en las herramientas de planificación, sino también en el chat de trabajo. Al igual que en su trabajo habitual fuera de línea, intente hacer preguntas o pedir ayuda lo antes posible, si está atascado con una tarea, no se quede solo con el problema durante mucho tiempo.

Además de los temas puramente laborales, apoye y fomente las «charlas» entre los compañeros de trabajo, los almuerzos virtuales informales y la comunicación simple sobre los temas distintos al trabajo. Con una buena organización laboral, todos pueden compartir consejos y prácticas para la ayuda mutua. Si usted y sus compañeros de trabajo viven en la misma ciudad, organice reuniones periódicas en vivo siempre que sea posible, la comunicación cara a cara sigue siendo la mejor manera de establecer el contacto.

Esperamos que estos consejos le ayuden a crear un lugar de trabajo cómodo y un equilibrio entre el trabajo productivo y el descanso.