Una Navidad con muchas dificultades

Nos encontramos en la que para muchos es la mejor época del año, donde las luces navideñas nos evocan recuerdos agradables y las festividades no tienen día de la semana que las representen.

Estamos en un espacio del año donde las sonrisas brotan con naturalidad y el buen ánimo hace parte del diario vivir de forma espontánea. 

Aunque a medida que pasan los años se torna un poco más difícil el acceso a compras necesarias para la preparación de la celebración de las festividades, en esta ocasión hasta las cervezas escasean por la falta de materia prima que es importada. aún teniendo Colombia la posibilidad de fabricarla en su territorio, paradójica la vida, teniendo la posibilidad de producir nos dedicamos a dinamizar la economía de otros países donde el PIB es superior al nuestro.

El desempleo como problemática social, orilla a las personas a explorar su lado más oscuro, llevándolos a participar en acciones delictivas que les generen unos cuantos pesos para ayudar a solventar sus necesidades.

Sin defender el accionar criminal, considero que este fenómeno necesita ser estudiado a profundidad para aplicar acciones que vayan más allá de la reclusión en centros penitenciarios.

Asimismo, vale mencionar el sobreprecio que ha evidenciado en los productos de la canasta familiar, es realmente increíble que de la noche a la mañana en La Guajira se pague por un kilo de queso casi 25 mil pesos, o que el huevo por unidad ronde los 500 pesos. Así como vamos, ese aumento de 10,07% del salario mínimo termina siendo una risotada del Gobierno frente al encarecimiento de la vida en el país y más en un Departamento donde la tasa de desempleo está por encima de la media nacional. 

Teniendo un pequeño recuento de las acciones que nos pueden agobiar en las navidades, viene un punto positivo, se acerca año electoral. Como estamos a puertas de las elecciones del Congreso de la República, es la Navidad perfecta donde los políticos de siempre comienzan a recorrer municipios, corregimientos, veredas, barrios y demás instalaciones votantes a hacer novenas y entregar regalos a los niños. 

La acción de hacer donaciones o entregas de regalos a los menos favorecidos es muy buena, ayudar al prójimo o entregar un poco de lo que Dios o la vida nos ha regalado, pero, lo que en verdad es de cuestionar es el accionar de muchos para quienes es más importante la foto publicada donde se muestran con inmaculada supremacía filantrópica, cuando en realidad no se trata más que de un show montado por medio del cual se les facilita el comenzar a hacer campañas políticas.  En La Guajira nos encontramos en un punto de quiebre en el cual debemos comenzar a analizar el accionar de todos nuestros políticos, cada día hay más hambre, sed y necesidades insatisfechas, cuando realmente somos un departamento que genera grandes aportes al país.

Disfrutemos la Navidad, aceptemos todos los regalos que nos ofrezcan para nuestros niños, pero seamos realmente conscientes de nuestro accionar y críticos de quienes usan estas fechas y la necesidad de las personas como caballito de batalla para su ganancia personal y beneficio.