Carta abierta a la comunidad guajira

El Movimiento Cívico por la Defensa y el Desarrollo de Riohacha, Mocider, informa a la sociedad civil del departamento de La Guajira sobre las actividades que viene  realizando en aras de aportar con su  gestión y tareas su mejor esfuerzo  en la búsqueda en mejorar el nivel de calidad de vida del guajiro y de los no guajiros residentes en  nuestro terruño, seriamente afectado por la ausencia de soluciones reales a nuestra problemática actual por parte de las instituciones estatales, el incremento diario de nuestras necesidades básicas insatisfechas en la forma de pésimos servicios públicos domiciliarios en su orden:

Acueducto: perennemente en ampliación y nunca con servicio permanente ni cobertura total y mucho menos confiabilidad en la calidad de agua suministrada.

Alcantarillado: sin cobertura total ni emisario final calificado.

Aseo: sin cobertura total con deficiencia en recolección de desechos, incumplimiento en frecuencia de recolección y altas tarifas que no van con lo dispuesto en las normas legales vigentes, Ley 142 de 1994.

Energía eléctrica: pésimo servicio, suspensiones permanentes con excusas de procesos  de  mantenimiento eternos y  altos costos de servicio refrendados por el Estado sin dimensionar las catastróficas consecuencias que  la sumatoria  de  estas  decisiones generan a la canasta familiar de la región Caribe.

Gas: servicio permanente con irregularidades en atención al usuario e imposiciones de medidas de carácter técnico.

La carencia de una planta de sacrificio  bovino y ovino-caprino calificada, lo que nos  expone al consumo  de carnes procesadas  sin el lleno de los requisitos que garanticen y salvaguarden la salud de los consumidores.

Una terminal de transportes obsoleta y poco  funcional  que desdice mucho de un  Distrito Turístico.

Una  malla vial semidestrozada y ausencia de un verdadero control de tránsito y transporte que garantice la sana   y segura movilidad  en  nuestro terruño.

La inseguridad  reinante en toda la ciudad. La ausencia  de control en  precios  pesas y medidas en los mercados de Riohacha. Todo ello agravado por una lamentable ausencia de gobernabilidad. Irregularidades en el manejo de programas trascendentales como el Programa de Alimentación Escolar, PAE, y otros inherentes al Icbf, lo que tipifica la ausencia cuasi total de justicia social en nuestro Departamento.

A todas estas circunstancias se suma que mientras los funcionarios públicos que elegimos para representar, administrar y defender nuestros intereses, brillan por su  ausencia casi total en los pocos procesos de soluciones en  marcha, pero que ahora se aprestan a requerir nuevamente de nuestro  respaldo electoral para aspirar a continuar sentados en los escaños del poder político administrativo, en los cuales no han realizado una  gestión  positiva en  favor de los intereses de la comunidad.

Desde Mocider programamos una mesa de trabajo para control social del servicio de energía eléctrica que no se pudo realizar por razones que nunca debieron presentarse, pero que de acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía estaremos reprogramando para una próxima oportunidad y cuya fecha estaremos informando con debida antelación.

Este es un momento político en el cual los personajes de siempre  ya iniciaron tareas para conseguir votos de la manera que se necesite para así alcanzar a las altas esferas del poder político y administrativo del distrito, del departamento y del país. Es ahora cuando tenemos la sagrada obligación de analizar el desempeño y las actuaciones realizadas por ellos para merecer nuevamente nuestro apoyo.

Mocider no es una organización de carácter político, es un grupo de ciudadanos independientes que voluntaria y desinteresadamente luchan para aportar posibles alternativas de soluciones a los grandes y sempiternos problemas que vivimos en Riohacha y toda La Guajira.

Esta es una voz que se alza en contra de las malas prácticas administrativas, el desgobierno y la injusticia social. Es un ejercicio de conciencia social ciudadana que necesita del apoyo de la comunidad para, entre todos, luchar por la defensa de nuestros derechos y propender por el cambio que tanto necesitamos.