Facebook, fábrica de ilusiones y sueños

La red social Facebook es un mundo de ilusiones para la gente pobre que sueña con ser famosa y rica. Facebook es un mundo virtual, no real, en el que la gente se sumerge en sus propias fantasías para soñar y vivir a su manera. Este medio de comunicación es una poderosa arma social de manipulación masiva para el autoengaño, se basa en el deseo inconsciente del ser humano de tener poder, ser admirado y famoso; bueno, esto lo hace posible Facebook en la imaginación de cada uno.

En Facebook la gente publica lo que le conviene y se muestra no como realmente es, sino como sueña con serlo, eso sí, exhiben todo lo que tienen, lo que compran, como visten, que comen, el carro, la casa, y aquello que no tienenlo aparentan. La gente pobre esla que más celebra y publica todo porFacebook, no importa que no tengan nada que comer al día siguiente, pero son felices.

Facebook es el mundo de falsedad y de la hipocresía, todos viven felices, nadie publica problemas; es un medio perfilado para idiotizar a la gente que no se da cuenta como la manipulan. Facebook es una vía de escape a las penurias de la gente para desfogar frustraciones, para otras personas como Epa Colombia o la Valdiri fue la oportunidad que buscaban para salir del anonimato, saltar a la fama y ganar dinero. La sexi Aidita Merlano, hija de la exsenadora prófuga Aida Merlano, gracias a Youtube se volvió gurú sexual hablando ramplonamente de sexo.

Para bien o para mal Facebook es una realidad en una época marcada por el poder de las Tic. Hay quienes han sabido aprovecharlo, como el expresidente Obama, que basó su triunfo político en las redes sociales, algo similar sucedió con Trump. No se puede discutir el poder y la influencia que tienen las redes socialesen un mundo virtual en el que vivimos. Virtual es la prensa, sexo virtual, ejercicio virtual, salud virtual, dinero virtual, etc., todo es virtual.

Cada quien –según su libre albedrio– puede vivir su mundo virtual en las redes sociales,pero que pena ver que una herramienta comunicativa tan útilparaconectar al mundo, se está usando inadecuadamente como el escenario para la vulgaridad, despotricar del prójimo, poner en evidencia situaciones intimas, chismosear y hasta para estafar a incautos. Al final, el derecho del pobre a soñar virtualmente no daña a nadie, los sueños nada cuestan, son gratis.

Depende del uso que se le dé Facebook puede ser bueno o malo. Se habla de regularlo legalmente pero esto tiene un problema, puede afectar la libre opinión y el pensamiento, con lo cual choca con el derecho constitucional a la libre expresión. Sin embargo, hay que entender que todo derecho tiene límites y que, tarde o temprano, llegaran los controles y la regulación legal para el uso de las redes sociales, para bien de la decencia, el respeto y las buenas costumbres. Facebook ya autoaplica sus propios correctivos.

Hasta en las redes sociales hay estratos, los ricos no usan Facebook para publicar su vida personal o familiar. Facebook es para el pobre que sueña con ser rico y famoso e Instagram para el que ya es un famoso rico. Parodiando al gran Rubén Blades te digo: “te ven la cara pero nunca el corazón / no te dejes confundir / busca el fondo y su razón”. Vive pues tu mundo real, no uno imaginario. Feliz 2022 y que Dios los bendiga con salud y vida.