Jairo Aguilar Deluque comparte sus experiencias desde la Secretaría de Gobierno de La Guajira

Para Jairo Aguilar Deluque trabajar en pro de la calidad de vida de sus conciudadanos guajiros, lo ha llevado a desarrollar diversos estudios como el pregrado en Derecho; Especialista y Magíster en Derechos Humanos y Derechos Internacionales Humanitarios; diplomados en Seguridad Social y otro en Cátedra y tiene estudios en Estrategia, Seguridad y Defensa Nacional.

Por su parte, en el mundo laboral ha forjado una fructífera carrera en distintos cargos públicos, permitiéndole ser judicante en la Cárcel Distrital de Riohacha; trabajó en la Secretaría de Educación en Bogotá; fue candidato en el Concejo de Riohacha. Fue nombrado en la Secretaría de Gobierno del Distrito de Riohacha y asumió de manera temporal como alcalde de dicha entidad territorial por la falta del titular del cargo. Por sus excelentes resultados en dicha Secretaría, asume la responsabilidad de ocupar el cargo de Secretario de Gobierno y Participación Comunitaria de la Gobernación de La Guajira desde el 3 de enero de 2020, dignidad que le ha permitido ostentar los cargos de alcalde encargado de los municipios de Manaure, Fonseca y Villanueva, este último ad-hoc para el proceso de revocatoria del mandato del alcalde de turno.

En la Secretaría de Gobierno Departamental, ha enfrentado diversas situaciones, pues debe resolver, no solo las problemáticas en seguridad, orden público y convivencia en el Departamento, sino la crisis provocada debido a la pandemia. Además, experimentó algunos embargos impidiendo el desarrollo normal de las actividades; a pesar de ello, junto al equipo logra superar cada problema.

Cuando se trata de las políticas públicas, uno de los factores determinantes, al desarrollar los distintos planes son los recursos del Estado; sin embargo, al enfrentar el aislamiento obligatorio, implementaron la Ley 550, teniendo el objetivo de reestructurar los presupuestos, ocasionando grandes desafíos para Jairo Aguilar, pues necesitaba ejecutar muchas obras, utilizando el poco capital disponible.

A pesar ello, considera que el reconocimiento es positivo, logrando apoyar a diferentes instituciones junto a las 15 alcaldías de La Guajira. Principalmente, haciendo acompañamiento a quienes lo requieren, mientras llevan a cabo un trabajo articulado con la administración departamental, permitiéndoles avanzar en los temas concernientes a la atención de las necesidades en medio de la emergencia sanitaria, facilitándole a su vez, conocer realidades mediante las cuales pueda consolidar proyectos.

Otro de los puntos claves trabajados por el secretario de Gobierno desde su administración ha sido el tema de la seguridad, teniendo en cuenta cómo dicha problemática no solo afecta al Departamento, ya que logran apreciarse oleadas de crímenes alrededor del país. En ese sentido, las personas encargadas empezaron a prepararse académicamente, mediante un diplomado, con el fin de crear estrategias efectivas para enfrentar las realidades luego de la crisis sanitaria.

“Si anteriormente a la pandemia teníamos una situación difícil en temas socioeconómicos, lógicamente, se van a agudizar y eso genera también actividad delictiva”, expresa Aguilar.

Así pues, es consciente de la importancia de planificar, apostándole a las diferentes iniciativas estructuradas y confiando que, a través de ellas, consigan hacer frente a cualquier problema de inseguridad.

Además de las dificultades socioeconómicas comunes en La Guajira, Jairo Aguilar también hizo frente a la emergencia de salud pública; esto, por supuesto, provocó mucho desconcierto: “Vivir la experiencia desde adentro siempre te da una enorme perspectiva de la realidad social en el Departamento; a partir del primer momento, todo fue muy complejo, pues enfrentas algo desconocido, no sabes cómo va a terminar y lógicamente genera miedo de que tu gente o familia sufra, a raíz de condiciones económicas difíciles”, expresa el secretario.

Debido a dicho escenario, las personas decidieron volcarse a las calles, creando alrededor de 234 bloqueos y casi 2 meses de parálisis. Ante ello, reconoce la importancia de las respuestas eficientes, destacando el papel de la Gobernación, junto a quienes realizaban análisis diarios, con el fin de encontrar soluciones oportunas a los diferentes problemas.

Al respecto, resalta el papel del gobernador Nemesio Roys en el desarrollo de su labor, expresando que es una persona que posee gran experiencia, enormes capacidades en torno a la resolución de conflictos, inteligencia emocional y habilidad para pensar usando cabeza fría cuando resulta necesario exponer soluciones efectivas, permitiéndole a todas las comunidades recobrar la dignidad, a través de la planificación y trabajo constante.

Asimismo, agradece la ayuda prestada en la conformación de los integrantes en la Secretaría de Gobierno, conformada en un 70% por mujeres, quienes demuestran mucha sensibilidad social, llevándolo a mencionar: “Estoy agradecido con mi equipo, debido al esfuerzo, tanto amor y entrega en las calles, territorios, cada ranchería visitada; además el apoyo realizado, creo que se ha hecho amorosa y respetuosamente”.

Desde el punto de vista profesional, desea seguir trabajando en pro del pueblo guajiro, demostrando el don de servicio hacia el cual le genera gran pasión y lo ha llevado a especializarse en Derechos Humanos. Así pues, luego de tantas dificultades, Jairo expresa que el 2022 será un año de ejecución, es decir, empezar a llevar a la realidad todos los proyectos presentados, con base a los estudios realizados en el territorio.

En ese sentido, el objetivo va encaminado a resolver las necesidades de los ciudadanos, facilitándoles observar las labores efectuadas por las entidades pertinentes. Finalmente, destaca del 2021 la recuperación satisfactoria de sus padres al padecer Covid-19, rememorando que poder abrazarlos nuevamente fue una sensación de total agradecimiento y dicha. Esto, lo incentiva a enviar un mensaje de prosperidad durante esta Navidad, invitándolos a recordar aquellas personas que se fueron, vivir cada momento en plenitud, respetuosamente, demostrar mucha gratitud y hacer análisis profundos, mediante los cuales logren tener nuevas experiencias.